POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS) Fue el jesuita P. Manuel de Villegas, misionero en Sudamérica, quien en 1610 dio una interpretación cristiana a la preciosa flor de una planta trepadora, tipo enredadera, a la que dio el nombre de FLOR DE LA PASIÓN o PASIONARIA MORADA. Pasado el tiempo los Continuar Leyendo