POR CATALINA SÁNCHEZ GARCÍA Y FRANCISCO SÁNCHEZ Y PINILLA, CRONISTAS OFICIALES DE VILLA DEL RÍO (CÓRDOBA) Cuando se terminó la guerra, andando y en carros volvimos desde el cortijo llamado “Lantisco”, de Guarromán (Jaén) a nuestra casa en Villa del Río. ¿Qué pena, cómo estaba todo! Mis padres sufrieron mucho al encontrarla en aquel estado Continuar Leyendo