POR ANTONIO SÁNCHEZ MOLLEDO, CRONISTA OFICIAL DE MALANQUILLA (ZARAGOZA) Mariano, que es un hombre observador y avispado, toma asiento en un banco de la plaza junto a Nicomedes y aprovecha la locuacidad del anciano de Malanquilla para conocer mil detalles de las peripecias locales que han llevado a este pueblo a aparecer en los medios Continuar Leyendo