PALACIO DE LOS CONDES DE ADANERO (CÁCERES)

POR SANTOS  BENÍTEZ FLORIANO, CRONISTA OFICIAL DE LA CIUDAD DE CÁCERES

Palacio de los Condes de Adanero

En el adarve cacereño y frente al arco-postigo de Santa Ana se abre una plazoleta, separada de la calle por antiquísimo pretil. En ella se encuentra el palacio de los Condes de Adanero, fue antes casa de los Rol, luego Marqueses de Camarena la Vieja y de los Ovando.

A finales del siglo XIX este palacio pasó a ser propiedad de D. García de Arce y Aponte, Marqués de Camarena la Vieja, el cual al morir sin descendencia, se lo dejó en herencia a los Condes de Adanero, parientes de su madre.

El palacio es una construcción del siglo XVI con muchas reformas posteriores y dispone de dos portadas formando ángulo.

La principal de ellas llama en seguida la atención, por su traza elegante y severa y por la portada, se realizó en el siglo XVII, algo distinta del clásico tipo de Cáceres, ya que es adintelada y no en arco. Es de estilo manierista italiano y sigue el modelo establecido por Sebastián Serlio en su obra: «Tercero y Cuarto libro de Arquitectura», traducido y publicado en 1552.

Presenta un dintel rectangular, con doble cerco de sillares-dovelas almohadillados, ensartados los laterales por una columna que se adosa al muro. Apoyado en los capiteles estriados de ésta, a modo de tímpano, aparece un alfiz en ángulo. Esta portada arquitrabada se corona con un frontón, data del siglo XVII y representa la máxima intrusión del barroco en la hermética arquitectura cacereña.

En la ventana situada a la derecha de la puerta principal contemplamos una bella rejería y sobre las ventanas del piso superior vemos tres escudos iguales, con las armas de Ovando-Mogollón (la cruz flordelisada de Calatrava cantonada de veneras y los dos osos con bordura de aspas) y los escuditos ajedrezados que hay en la otra fachada pertenecen al blasón de Ulloa (ajedrezado con quince cuadros de escaque).

En el interior del palacio existe un patio pequeño, columnado, cuadrado con perfecta asimetría, con dos columnas toscanas que sostienen a los arcos de medio punto y tiene también un segundo piso claustrado con bellos arcos escarzanos muy anchos. Está profusamente blasonado.

Os recomiendo visitar este espectacular palacio barroco no os defraudará.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje