DOS INVESTIGADORES CORRIGEN LA HISTORIA DE LA MINA DE TEXEO EN RIOSA (ASTURIAS) DESDE EL SIGLO XIX

AL ACTO ACUDIÓ JOSÉ LUIS LOPE SARIEGO CRONISTA OFICIAL DE RIOSA (ASTURIAS)

Álvaro Álvarez, Celso Suárez, Llaneza y José Luis Cabo

¿Quién fue realmente el redescubridor de las minas de cobre de Texeo en Riosa que funcionaron desde la prehistoria? Luis Jesús Llaneza González, miembro del Real Instituto de Estudios Asturianos (Ridea), y el escritor Álvaro Álvarez Gascón ofrecieron ayer una charla en la que expusieron una serie de datos y resultados de investigaciones con un resultado, para ellos claro: «Las primeras noticias de la existencia de esta mina fueron obra del ingeniero francés Adrien Paillette entre los años 1846-50», señalaron.

Está más que claro que los ganaderos de la zona conocían de la existencia de estas minas antes de ser ‘descubiertas’, si se tiene en cuenta. Mantienen ambos estudiosos que en 1893 el paraje ya era conocido como ‘La Campa le Mines’.

Sin embargo, de lo que antes nadie se había ocupado era de que, 33 años antes al descubrimiento, «pudiéramos decir oficial de estas minas por el ingeniero belga Alejandro Van Straalen en el año 1888».

Estas aportaciones fueron ofrecidas en la Casa de Cultura de Riosa en un acto organizado por la asociación cultural Los Averinos de Loredo (Mieres), que está presidida por Celso Suárez.

Al evento acudió también el cronista oficial de este municipio, José Luis Cabo Sariego, quien se encargó de moderar el coloquio.

Este análisis histórico de las minas de Texeo surge después, tal y como informó EL COMERCIO, de que se haya presentado una nueva investigación minera en la zona expuesta por la empresa LRH Resources.

El proyecto se denomina Saint Patrick y consiste en buscar recursos como bario, bismuto, cobre, fluorita, níquel, oro y plata. La iniciativa quiere realizar sondeos en Lena, Morcín y Riosa, sobre todo. La superficie -de 7.800 hectáreas- afecta también a Quirós y Proaza.

El presupuesto ronda los 600.000 euros para unas labores que durarán unos tres años. «No nos extraña que se quiera investigar la existencia de este tipo de recursos en esta zona», explicaba el escritor Álvaro Álvarez. Las explotaciones de minerales se suceden desde antes de la romanización de la región.

Llaneza, por su parte, ve comprensible que se quiera realizar una explotación en la zona si ésta resulta rentable económicamente. Pero advierte de que son las administraciones públicas las que tienen que estar vigilantes para «evitar que se cometan daños ecológicos por este tipo de trabajos. Debe de haber un equilibrio entre trabajo y protección». A.F.G

Fuentehttps://www.elcomercio.es/asturias/cuencas/investigadores-corrigen-historia-20181108003621-ntvo.html

 

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje