EL CRONISTA DE VILLAR DEL ARZOBISPO (VALENCIA) CÉSAR SALVO OFRECE UNA CONFERENCIA CON EL TEMA: FRAY ANTONIO MARGIL DE JESÚS: HONOR DEL REYNO DE VALENCIA EN LA SEDE DE LA REAL ACADEMIA DE CULTURA VALENCIANA

UNA PEQUEÑA ESTATUA DE FRAY ANTONIO DE MARGIL DE JESÚS PRESIDIO EL ACTO

Invitación de la conferencia de Fray Antonio de Margil

Aunque en realidad fueron dos, tal como se me encargó hace un mes por el propio Decano de la Real Academia de Cultura Valenciana, D. Federico Martínez Roda.

Todo surgió tras una visita que hicimos a dicha institución el Padre Benjamín Agulló y yo para hablarle del desconocido franciscano valenciano Fray Antonio de Margil y de la oportunidad de poner en valor su figura que, por cosas de la historia, no trascendió en los tiempos hasta mi encuentro casual con él en Guadalupe (Zacatecas, México) en septiembre de 2017,  y por la consecución de una serie de acciones (notas de prensa, contactos con políticos, notas en redes sociales, páginas webs, visitas a religiosos y asociaciones) para poner a este insigne paisano en el lugar que merece dentro de la Historia del Reino de Valencia y conseguir que la sociedad valenciana conozca sus logros evangelizadores en Mesoamérica y su reconocimiento internacional por ser el fundador de la ciudad de San Antonio (Texas, Estados Unidos).

El encargo fue que realizara una primera conferencia-presentación del franciscano valenciano a la Junta General de la Real Academia de Cultura Valenciana, cosa que sucedió el pasado 25 de octubre.

Fue para los diecinueve miembros presentes con su Decano al frente una sorpresa –como lo fue para mí en Guadalupe (México)- conocer a este personaje que firmaba como “La misma nada” y que recorrió más de diez mil kilómetros a pie por toda la geografía mesoamericana…

Y otra conferencia posterior para el público en general que tuvo lugar ayer en el Salón de Actos de esa magna entidad.

Durante la intervención: mostrando el lugar donde reposan los restos de Fray Antonio Margil de Jesús en Guadalupe. Foto: Ernesto Salvo.

Ante un público interesado en conocer a este franciscano valenciano que recorrió –entre los siglos XVII y XVIII- a pie más de diez mil kilómetros por tierras de Costa Rica, Honduras, Guatemala y México hasta las tierras de los estados sureños de los actuales Estados Unidos de América y por lo cual fue conocido como “El fraile de los pies alados”.

Este Cronista de Villar del Arzobispo informó a los presentes que este fraile valenciano había bautizado a más de 40.000 personas enMéxico y que llegó a ser Notario Apostólico, Comisario del Santo Oficio y Prefecto de las Misiones de Propaganda Fide en las Indias Occidentales.

Una escultura de Fray Antonio de Margil a la izquierda de la foto, presidio el acto.César Salvo a la derecha explica a los asistentes la vida del venerable fraile valenciano.

Un valenciano nacido en el barrio de Velluters de la ciudad de Valencia, bautizado en la capilla de San Juan Bautista de la iglesia de San Juan del Mercado (actual de los Santos Juanes) y formado en tres conventos del viejo Reino de Valencia: de la Corona de Cristo (Valencia), San Antonio de Padua (Denia, Alicante) y San Francisco (Onda, Castellón).

Un momento de la conferencia y el coloquio de César Salvo

Al finalizar la conferencia, el propio cronista suscitó un animado coloquio que se prolongó más de treinta minutos y en el cual intervinieron tanto el público como -desde la mesa-, el Padre Benjamín Agulló también franciscano que es Director de Secciones de la RACV y Cronista de la Orden Franciscana de la provincia de Valencia; la estatuilla de Fray Margil le tapa en parte, y el Decano de la RACV, D. Federico Martínez Roda.

Presidió el acto una estatua de 50 centímetros. de altura de Fray Antonio Margil de Jesús (Valencia, 18 de agosto de 1657 – Ciudad de México, 6 de agosto de 1726), donada en primera instancia por el escultor mexicano Carlos Espino (autor del monumento que se inauguró en la ciudad de Guadalupe –México- el 28 de marzo de este año actual) y, en segunda, por el propio cronista, que en breve será entregada a la iglesia de los Santos Juanes de la ciudad de Valencia, con la idea de que los valencianos puedan visitarla en la capilla que se designe.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje