CON LA CAPA CON LA ALMUDENA (MADRID)

POR FRANCISCO RIVERO DOMÍNGUEZ, CRONISTA OFICIAL DE LAS BROZAS (CÁCERES)

Paco Rivero cronista de Brozas (Cáceres) en la fiesta de la Almudena en Madrid.

 

Uno es capista desde hace ya varios años, cuando mi amigo Demetrio –al que conocí en su tienda de ropa cuando uno era un joven universitario, muy cercana a mi colegio mayor de la calle Amaniel-  decidió meterme en esto de Amigos de la Capa de Madrid, asociación creada en 1928 a la que pertenecieron numerosas personalidades, entre ellos los Pericos: Pedro Muñoz Seca y Pedro Pérez Fernández, autores teatrales de primeros del siglo XX.http://amigoscapamadrid.com/
            Pues bien, los capistas de Madrid nos sumamos cada año a la celebración del Día de la Almudena, como Patrona de la Villa, para estar presentes en la misa cantada que se celebra en la Plaza Mayor por el arzobispo de la capital, el cardenal Carlos Osoro, al que este año han acompañado el cardenal emérito, Rouco Varela; el nuncio de Su Santidad, un obispo venezolano, llegado expresamente desde aquel país hermano que tantos sufrimientos y  dificultades está pasando por el empecinamiento de sus líderes políticos, y los obispos auxiliares de Madrid.
            La Virgen de la Almudena cumple, el 10 de noviembre, 70 años que fue coronada como Patrona de la Villa. Almudena es un nombre de origen árabe que significa Almudaina, de igual nombre que el palacio musulmán que existen en Palma de Mallorca. Fue un día de 1085 cuando se derrumbó una parte de la muralla árabe de Madrid, que por entonces se llamaba Magerit, y salió a la luz del cielo madrileño, una imagen de la Virgen María: la Virgen que sería llamada de la Almudaina.
            Este año para celebrar esta efeméride de los 70 años de su coronación, ha habido un protocolo especial. La imagen que procesionaba hoy llevaba el manto que le regaló la Reina Isabel II y era portada en las andas de Nuestro Padre Jesús Nazareno el Pobre, a hombros de sus anderos y con su banda y música. Todo ha sido un éxito: El día, tan soleado, la preciosa misa en la Plaza Mayor de Madrid presidida por don Carlos Osoro. La alcaldesa en su voto de la Villa a la Virgen habló de la acogida de todos los inmigrantes en la ciudad. A su vez, el cardenal dijo que “lo que nos impide vivir como hermanos es la discordia, la envidia, la violencia, el deseo de poder».
            Tras procesionar por la calle Mayor hacia la catedral de la Almudena, un numeroso público se deleitaba con la procesión cívico-religiosa con diversas asociaciones como la nuestra, la de los Amigos de la Capa, u otras como la de música y bailes gallegos, fueron muy bien recibidas. Mientras tantos cientos y cientos de grullas cruzaban el cielo velazqueño de la capital emigrando hacia el sur.
            A la llegada a la explanada entre la catedral y el palacio real, un altar con miles y miles de flores bendecían la imagen de Nuestra Señora. A las 15.00 horas llegaba en sus andas y a las 15,30 eran bailadas por los anderos para introducirla en el templo. Antes unas palabras de agradecimiento del cardenal y concluyó todo con una bella canción bellamente interpretada. Así transcurrió esta bella jornada con velazqueños cielos por el Madrid de los Austrias. Por la tarde, se puso a llover.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje