LEÓN Y TARIFA SE DISPUTAN A GUZMÁN • EL AYUNTAMIENTO LEONÉS DEDICARÁ UN CONGRESO AL PERSONAJE HISTÓRICO LA CIUDAD GADITANA TIENE UN AMBICIOSO PROGRAMA POR LOS 725 AÑOS DE LA GESTA LEONESA

MARGARITA TORRES ADELANTA QUE SE CELEBRARÁ UN CONGRESO EN SEPTIEMBRE, COINCIDIENDO CON EL ANIVERSARIO DE LA MUERTE DEL HÉROE

La estatua de Guzmán el Bueno, en León. – MARCIANO PÉREZ

La historia oficial le convirtió en protagonista de una de las mayores gestas de España. Los investigadores más críticos aseguran que Guzmán el Bueno ni era leonés ni ofreció su daga a los moros para que sacrificaran a su hijo, hecho rehén, antes que sacrificar Tarifa. De cualquier forma, León y Tarifa preparan actos para conmemorar el 725 aniversario de la hazaña de Alfonso Pérez de Guzmán, que recibió el sobrenombre de Guzmán el Bueno dos siglos después de su muerte.

La concejala de Cultura del Ayuntamiento de León, Margarita Torres, adelanta que se celebrará un congreso en septiembre, coincidiendo con el aniversario de la muerte del héroe —se cree que falleció el 19 de septiembre de 1309—. Las conferencias se centrarán en el escenario histórico, la llamada batalla del Estrecho, sobre la familia Guzmán y sobre el propio Alfonso Pérez de Guzmán, fundador de la estirpe de los Medina-Sidonia, una de las casas nobiliarias más antiguas e importantes de España, muy vinculada a León y que, según algunos historiadores, habría propiciado la leyenda de Guzmán.

Tarifa ha constituido una comisión ciudadana para conmemorar los 725 años de la gesta del héroe leonés. Habrá una exposición sobre la vida y la imagen de Guzmán el Bueno, un libro sobre el personaje, conferencias y la proyección de una película. Torres trabaja en un acto conjunto con Tarifa.

El 21 de septiembre de 1292, el rey leonés Sancho IV conquistó la estratégica plaza de Tarifa, puerta de entrada de las invasiones norteafricanas. Era Tarifa un enclave difícil de mantener, pero Alonso Pérez de Guzmán aceptó ser alcaide de la fortaleza. En el verano de 1294 Tarifa estaba sitiada por el ejército marroquí y Guzmán la defendía valerosamente. El infante don Juan, hermano del rey cristiano y aliado de los musulmanes, ideó un maléfico plan. Amenazó con matar al hijo de Guzmán si no se rendía la ciudad. El leonés, decidido a conservar la plaza que le había encomendado Sancho IV, se niega a rendirse. Y para mostrar su determinación arrojó su puñal desde el adarve del castillo, en prueba inequívoca de aceptar el sacrificio de su hijo antes que entregar Tarifa. Los musulmanes lo ejecutaron.

Curiosamente, en 2021 se cumplen 725 años de la entronización del último de los reyes independientes de León, el infante don Juan —al que algunos llaman Juan I de León—, el mismo que se enfrentó a Guzmán, y que reinaría solo cuatro años, de 1296 a 1300. Torres anuncia que los actos en homenaje a Guzmán serán la antesala de los que se dedicarán dentro de dos años al último monarca leonés.

Fuente: https://www.diariodeleon.es/ – VERÓNICA VIÑAS

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje