FÍOS

POR FRANCISCO JOSÉ ROZADA MARTÍNEZ, CRONISTA OFICIAL DE PARRES-ARRIONDAS (ASTURIAS)

1907.- Detale de un acta municipal donde se comienza a hablar de construir un camino vecinal entre Arriondas y Fríos.

1954 – Carroza La cocina, que los vecinos de Fíos bajaron a la Fiesta del Bollu, en Arriondas.

Agradecimiento a la familia que levantó la iglesia parroquial.

Altar principal en el presbiterio e imagen de la patrona.

Baptisterio con la correspondiente pila bautismal y andas del ramu de la fiesta.

Datada en 1957.

Detalle de los capiteles de la puerta principal.

Detalle del coro.

Escuela de Fíos que -en su momento- fue de las mejores del concejo de Parres y la única con reloj.

Iglesia parroquial de Sta. María de la Asunción, en Fíos.

Interesante puerta principal de acceso, de medio punto, con doble arquivolta decorada con dientes de sierra, ajedrezado y capiteles vegetales.

La escuela actualmente, en deficiente estado de conservación.

La torre-campanario es sobria y elegante y se eleva desde una esquina, a los pies del templo, con un cuerpo bajo y dos alturas por encima de la cubierta de la iglesia.

Las campanas de Fíos.

Las dos campanas son hermanas gemelas.

Libro de Fábrica de la iglesia de Fíos, de 1749.

Nave y coro de la iglesia de Sta. María, de Fíos.

Presbiterio y arco de triunfo del templo.

Vidriera con el Ángel de la Guarda, como memoria y recuerdo de don Ángel Abarca.

Su actual iglesia es de estilo neorrománico lombardo, con detalles ornamentales en piedra artificial; tiene una interesante puerta de medio punto, con doble arquivolta decorada con dientes de sierra, ajedrezado y capiteles vegetales.

Toda la cornisa del edificio está recorrida con decoraciones de estilo lombardo.

Su construcción está datada en 1958. Fue don Ángel Abarca -emigrante que en Puerto Rico hizo fortuna a comienzos de siglo- el que corrió con los gastos para levantar esta iglesia. El templo está bajo el patronazgo de Ntra. Sra. de la Asunción, a la que el pueblo festeja cada 15 de agosto. Su interior es amplio, con notables arcos de medio punto, un presbiterio semicircular, al igual que su muro testero y el ábside que lo acoge. Curiosamente, una girola rodea la parte posterior del ábside, sin quedar a la vista de los fieles (cosa poco habitual). Dos sacristías se sitúan a ambos lados del presbiterio. Además, el altar con su expositor, también está exento. Dos elegantes ambones se sitúan en los laterales que anteceden al arco triunfal de medio punto. El baptisterio está al pie de la iglesia, en un lateral bajo el coro, y da acogida a una antigua pila bautismal. Un gran óculo se sitúa en el centro del imafronte o fachada principal, y acoge una vidriera con el Ángel de la Guarda, como memoria y recuerdo de don Ángel Abarca.

La torre campanario es sobria y elegante y se eleva desde una esquina, a los pies del templo, con un cuerpo bajo y dos alturas por encima de la cubierta de la iglesia; en la parte inferior y en el primer cuerpo de esta torre se abren ventanas rectangulares, mientras en el segundo, lo hacen otras más amplias y de medio punto (una en cada fachada), que permiten a las dos campanas que acoge la torre -datadas en 1957- llamar a los vecinos cuando es preciso. Cubre la torre con techo a cuatro aguas, mientras el pórtico -situado en su muro derecho, o de la Epístola-, lo hace a una vertiente o caída.

Bajo el mecenazgo de la familia Abarca se hicieron otras obras, como la infraestructura de la carretera, el cementerio, el alumbrado público y la traída de aguas, así como la escuela del pueblo con -incluso- su torre para el reloj, siempre con la importante colaboración de los vecinos y el ayuntamiento de Parres.

La parroquia de Santa María conserva su documentación en los archivos de la siguiente forma: libros de bautizados en la parroquia, desde 1623; los casados, desde 1635; difuntos, desde 1647; sus libros de fábrica de la antigua iglesia, desde 1628; cofradía que tuvo del Rosario (1768-1877); santuario de San Antonio (1831-1876); así como el censo parroquial de 1934 y los relativos a la Cooperativa Agropecuaria, de 1963.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje