MORCÍN (ASTURIAS) Y ARNEDO (LA RIOJA) HERMANADOS POR UN POSTRE

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS)

Ayer jueves, en mi colaboración semanal de LA BUENA TARDE (RPA), entrevistamos a PEPE SARIEGO, el “pontifex maximus” de la Cofradía de los Nabos de Morcín (Asturias), asociación cultural y gastronómica que mañana, sábado 13, celebra su Capítulo anual con asistencia de más de una treintena de Cofradías nacionales y extranjeras.

El menú, lógicamente, se basa en el pote de nabos y son LES CASADIELLES (no digan “Las casadiellas”) su postre obligado.

CASADIELLES es el plural de casadiella; palabra derivada de la latina CAPSA (caja, cofre) y de su diminutivo CAPSULA (cajita, cofrecillo); es decir, receptáculo destinado a guardar algo valioso como, pongamos por caso, una joyita.

Eso es una CASADIELLA: un receptáculo tipo cajita rectangular formado por una pasta (tipo masa quebrada u hojaldre, según los gustos) que encierra un relleno a base de nuez molida, azúcar y anís.

Se dice que su origen se relaciona con dulcerías romanas clásicas basadas en la nuez.

Por cierto, no confundan LES CASADIELLES con LES COSADIELLES; aquellas son un dulce; estas son “adivinanzas” que invitan a una respuesta preguntando así: “¿Qué cosa cosadiella ye que…?”.

Bueno, bueno…

Pues fíjense qué cosas pasan.

En ARNEDO, que es municipio riojano, tienen como dulcería típica de la comarca (y actualmente de toda La Rioja), de posible origen árabe y ya elaborada desde tiempos del siglo IX, los FARDELEJOS; un a modo de “cajitas” rectangulares de masa hojaldrada que encierran un relleno a base de almendra y azúcar (mazapán), huevo y ralladura de limón.

El nombre es el diminutivo de FARDEL, con significado de pequeña mochila, zurrón, o costal, muy típico de pastores y peregrinos para llevar alimentos.

En Asturias la FARDELA es una mochila o bolsa grande y, cuando muy completa, se dice una FARDELADA; palabra que no debe confundirse con una “FARDAXADA” o “FARDAXE”, que es una zurra de nalgadas (“ñalgaes”) propinada suavemente como castigo a los niños traviesos.

Y seguimos con el “bueno, bueno, bueno…”.

Pues eso: entrevistando a PEPE SARIEGO le sugería la idea de hermanar a MORCÍN con ARNEDO a través de esas dos dulcerías tan análogas; les casadielles y los fardelejos.

Me decía Pepe: ¡Calla, Fidalgo, calla! ¡No abras más frentes de lucha y de trabajo!

Pues, señores, insisto.

¡Alcalde de Morcín! ¡Alcalde de Arnedo!

El hermanamiento entre ambos municipios será algo MUY DULCE.

¡Háganme caso!

NOTA.- Comparen las fotos. La superior corresponde a CASADIELLES; la inferior a FARDELEJOS.

¿Verdad que tengo razón en mi propuesta?

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje