LA GRUTA

POR PEPE MONTESERÍN, CRONISTA OFICIAL DE PRAVIA (ASTURIAS)

Oviedo. Hotel restaurante ‘La Gruta’.

Leí que cerró La Gruta. Sus últimos propietarios hacían lo contrario de los hermanos Cantón: espantar al cliente. Una de sus decisiones fatales, según llegaron, fue cerrar el parking multitudinario, ponerle una barrera, obligando a salir con una ficha que entregaban los camareros tras una consumición.

O sea, eliminaron el reclamo que para sí quisieran muchos restaurantes, desalojaron al consumidor potencial. La Gruta era punto de encuentro, amén de gourmets, de muchísimos trabajadores del Occidente que se citaban ahí, se juntaban en un solo coche y dejaban los suyos al aroma del arroz con pitu. Aún seguimos llamándolo La Gruta, a pesar de que ese valor de marca, que tanto cuesta afianzar, en el colmo de los desatinos, cambiaron por el paleto e impersonal New Hotel, acaso para convocar al parroquiano anglófono. En mi juventud iba a La Gruta aunque me quedaba lejos, hoy soy vecino y hace años que no entro.

Fuente: https://www.lne.es/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje