EL PALACIO EPISCOPAL Y FELIPE II (I)

POR SANTOS BENÍTEZ FLORIANO, CRONISTA OFICIAL DE LA CIUDAD DE CÁCERES

En el Fuero otorgado por Alfonso IX en 1229 a la Villa de Cáceres se señalaba que en Cáceres debía de haber dos palacios, el del Rey y el del Obispo. En 1261 al Obispo de Coria, D. Fernando I, que era capellán, físico y médico del Rey D. Alfonso, éste le concedió las prerrogativas para edificar las primeras Casas Episcopales en la Plaza de Santa María.

Mélida nos señala que la planta y muros más antiguos del Palacio son del siglo XIV, que la torre fue construida en 1418 por Fray García de Castro Nuño, que la puerta que da a la calle del Arco de la Estrella la mandó edificar en el siglo XV el Obispo D. Alonso de Mendoza y que el prelado D. Pedro de Carvajal ordenó la construcción del precioso patio interior.

D. Pedro García de Galarza, Obispo de Coria, manda construir la actual fachada renacentista en el año 1587, según se señala en la puerta, en la que destaca el doble arco con dovelas salientes al estilo de Bruneleschi. En las enjutas del arco sobresalen dos medallones que representan al Viejo y Nuevo Mundo (con una figura de un oriental y una india).

La planta baja tiene dos ventanas con bellas rejas y tres en el cuerpo superior, con dintel y jambas de almohadillado.

Por encima de la ventana central aparece el capelo episcopal, debajo de éste el escudo de la familia Galarza, con los emblemas del apellido: una garza que lleva en el pico una filacteria con la inscripción «Ex alto» y envuelto en otra que dice «Ave María». El uso del capelo en heráldica se utilizó desde el siglo XIV, pero fue el Papa Pío X quien lo legisló a través de un decreto de 21 de febrero de 1905, donde se señalaban los colores y el número de borlas que pertenecían a cada grado eclesiástico dentro de la jerarquía.

El patio dispone de nueve arcos carpaneles apoyados sobre gruesos fustes cilíndricos, sin capiteles ni molduras. En la parte posterior del Palacio se encuentra la espectacular portada del desaparecido Seminario Viejo, de la misma época y estilo que la portada principal.

En este Palacio se alojó Felipe II cuando visitó la Villa en 1583 después de coronarse como rey de Portugal. Recordemos que Felipe II fue Rey de Portugal desde el 12 de septiembre de 1580 ganándole el trono al otro contendiente Antonio de Portugal, Prior de Crato, hijo del Infante D. Luis de Portugal y de la judía Violante Gómez. El pueblo llano y el clero inferior apoyó a Antonio pero la nobleza portuguesa se alió con Felipe II.

(Continuará)

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje