EL ROMANCE DE LOS PUEBLOS COLUNGUESES

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS)

LA RIERA DE COLUNGA, original de Adolfo Iglesias, en su página de Facebook «Picafuelle, cosas de Villaescusa y Colunga». Es La Riera una de las parroquias colunguesas con más tipismo astur.

Este romance, publicado por don Braulio Vigón a finales del siglo XIX, tiene, según este estudioso asturianista, una antigüedad que se remonta, probablemente, a los finales del siglo XVII.

En él, siguiendo un guión muy frecuente en composiciones similares, se destacan pueblos de una comarca (ejemplo, un municipio) y la o las características más significativas de la producción agraria, ganadera, marítima o fluvial de cada uno de ellos.

En muchos casos no falta la alusión a la belleza de sus mozas o a la valentía y bonhomía de sus varones.

Siguiendo el guión acostumbrado el romance comienza pidiendo a la Virgen el favor de su ayuda en la redacción y termina solicitando del lector las disculpas por los errores cometidos en ella. Este es el texto referido a Colunga:

«La que es Madre de todos / y de los cielos es Reina,
con su favor y su auxilio / me de gracia, con que pueda
contar una larga historia / en todo muy verdadera.
Para naranxes, Caravia; / para sal, Ribadesella;
para sardines en Llastres, / y para llinu La Llera.
Para rozu Cualmayor, / para felenchu La Cerra;
para coríos Seloriu, / pa barbaes Santa Mera.
Para escribanos Colunga; / para vaques en La Riera;
para folleros Pernús, / para barrancos La Vega.
Para truches Entrepeñes; / para carros en Agüera
porque aunque quieran ser malos / exquisita es la madera.
Para prunos en Barrestru, / para ablanes en Pivierda;
donde hay también buenes nueces / y abundancia de cereza.
Para triyón El Piqueru, / muy abundosu de tela,
donde por calentar agua / se rompen muchas calderas.
El molín del Maladín / facía buena molienda
porque molía en un día / mediu copín de cebera;
pero ahora que lu pica / el Berduguín de La Cuenya
(picalo con un carda) / muele como una galera.
Para cigarros Anayo / para xugar ena Buelgua
porque aunque escape la bola / e muy llarga la campera.
Para carneros Carrandi ; / para cabres Carrandena,
para leche Xuan de Xuaca / que tien muy buena ternera.
Para maiz en Rutroncos / para peres La Pumeda;
el valle de Libardón / también da buena cebera…
Buen llugarín el de Fanu / si non fuera que la fueya
cae muy en cuesta arriba / y non s´aguanta na tierra.
Para mozos en Los Toyos / topen cabida onde quiera,
unos van para Robleu, / otros van para Robleda.
…………………..
Y con esto el que compuso / el romance, Sacra Reina,
os pide su amor rendido, / que no alcanzó a más su idea.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje