ILLUECA (ZARAGOZA) PIDE A LA IGLESIA QUE APOYE LA RECUPERACIÓN DE LA FIGURA DEL PAPA LUNA • ENVÍA UNA CARTA AL PRESIDENTE DE LA CONFERENCIA EPISCOPAL Y A LOS OBISPOS ARAGONESES PARA QUE SE PRONUNCIEN. EL VATICANO ASUME EL CASO PARA ESTUDIARLO TRAS RECIBIR INFORMACIÓN

JUAN BAUTISTA SIMÓ, CRONISTA OFICIAL DE PEÑÍSCOLA (CASTELLÓN), DECLARÓ QUE EL CARDENAL «LUIS FRANCISCO LADARIA MANIFESTÓ LA BUENA IMPRESIÓN QUE HABÍA TENIDO DE LOS LIBROS Y DOCUMENTOS RECIBIDOS»

El cardenal Luis Francisco Ladaria, un jesuita que es el prefecto de la Congregaclón para la Doctrina de la Fe, recibió a un grupo de jesuitas de Zaragoza el día del Pilar. A su izquierda, el illuecano José Javier Forcén / Heraldo

Illueca quiere que la celebración del 625 aniversario del papado de Benedicto XIII se haga con todos los honores al illuecano Pedro Martínez de Luna y Pérez de Gotor. Este motivo le ha llevado a abrir un proceso ante el Vaticano y la Iglesia española para que se recupere la figura del Papa Luna y deje de ser considerado como un antipapa.

El alcalde de Illueca, Ignacio Herrero, remitió ayer varias cartas a los cinco obispos de Aragón para que se pronuncien al respecto y puedan proponerlo en la próxima reunión de la Conferencia Episcopal, que se va a celebrar el próximo miércoles 23 de enero. «Deseamos fervientemente que sus Excelencias y en la voluntad de Dios, para que elaboren un texto conveniente y lo eleven a quien corresponda, bien sea la Conferencia Episcopal, cuyo presidente ya tiene debida información, bien sea la Congregación para la Doctrina de la Fe, de la cual hemos tenido conocimiento esta misma semana que ha admitido el caso para su estudio», precisa el edil en sus cartas.

Las misivas se han enviado al arzobispo de Zaragoza, Vicente Jiménez; al obispo de Tarazona, Eusebio Hernández; al obispo de Huesca y Jaca, Julián Ruiz; al obispo de Teruel y Albarracín, Antonio Gómez; y al obispo de Barbastro, Ángel Pérez.

En este proceso abierto, el abogado illuecano José Javier Forcén ha colaborado con el Ayuntamiento de Illueca y lo puso en marcha el pasado día del Pilar, en una visita con un grupo de Jesuitas de Zaragoza al Vaticano, en varias entrevistas con miembros de la Iglesia aragonesa y en una carta enviada al presidente del Conferencia Episcopal, cardenal Ricardo Blázquez, en la que le informó sobre la voluntad de recuperar al pontífice aragonés con la ayuda de la Iglesia española.

El papa Francisco recibe en el Vaticano a José Javier Forcén, que lleva un libro del Papa Luna. / Vaticano

El letrado regaló al Papa Francisco el documental ‘600 años sin descanso. El Papa Luna’, dirigido por Germán Roda (que se emitió el pasado miércoles por segunda vez en La 2, con una audiencia del 2,8% y 202.000 espectadores), y el libro ‘Benedicto XIII. La vida y el tiempo del Papa Luna’, que editó la CAI y donde escriben Guillermo Fatás y Ángeles Sesma.

«Allí en Roma fuimos recibidos por el cardenal mallorquín Luis Francisco Ladaria, que es el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y nos facilitó el encuentro con el Papa. Al cardenal le pude contar la voluntad de recuperar al Papa Luna y se mostró receptivo», precisó el abogado Juan José Forcén.

En la misma línea que abrió el Ayuntamiento de Illueca, en el Vaticano se han encontrado también con la asociación Amigos del Papa Luna, de Peñíscola, que envió una documentación y varios libros sobre Benedicto XIII a la Congregación para la Doctrina de la Fe. Su presidente, Juan Bautista Simó, cronista oficial de Peñíscola, declaró a ‘El Periódico Mediterráneo’ que el cardenal «Luis Francisco Ladaria manifestó la buena impresión que había tenido de los libros y documentos recibidos». «La admisión de los escritos es un primer paso, aunque nunca habíamos llegado tan lejos», agregó.

El alcalde de Illueca mantuvo ayer contacto con el presidente de la asociación Amigos del Papa Luna, financiada por el Ayuntamiento de Peñíscola, para sumar los esfuerzos de los lugares de su nacimiento (Illueca, 1328) y de su muerte (Peñíscola, 1423).

«Queremos que atienda la justa reclamación de la legitimidad de Benedicto XIII como Papa de la Iglesia católica, dejando sin efecto las condenas que en el Concilio de Constanza le fueron impuestas en rebeldía de perjuro, escandalizador de la Iglesia, causa y alimento de un largo Cisma, hereje…», concluye la carta a los obispos aragoneses.

Fuente: https://www.heraldo.es/ – Ramón J. Campo

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje