DE CATECISMOS Y OTRAS HISTORIAS

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS)

Portada del catecismo de Ripalda.

Contraportada del catecismo de Ripalda.

Pues bueno; verán, escuchen, lean… Hoy todo el mundo habla de catequesis, de catequistas, de catecúmenos y, me temo muy mucho (que decía el cursi) que lo que entiende la gente es aquello que de modo más coloquial llamábamos «ir al catecismo» o «ir a deprender la doctrina cristiana».

¿Con qué fin? Pues para poder comulgar por vez primera («hacer la Primera Comunión») y después, con más añinos, superar el examen de ingresa al Bachillerato.

Pero, ¿qué es el Catecismo?

Como un servidor «sabe latín y hasta algo de griego», les diré que la palabra CATECISMO proviene de dos palabras griegas: «kata» (abajo, lo inferior) y «echein» (enseñar).

El catecismo, por tanto, es aquella enseñanza que se imparte a los PEQUEÑOS para introducirlos en las creencias, normas, etc. en las que se basa una religión o una ideología de otro tipo (política, por ejemplo).

El catecismo católico más antiguo que conozco es el del jesuita Jerónimo Martínez de Ripalda (1536-1618) cuya primera edición data de l591 y de la que se han hecho múltiples reediciones hasta bien entrado el siglo XX.

Poseo una edición de «antes de la guerra».

Al Ripalda le sigue el Catecismo del también jesuita Gaspar Astete con fecha de primera edición de 1599.

Este catecismo, ampliado por D- Gabriel Menéndez de Luarca y por el que fuera Obispo de Oviedo D. Benito Sanz y Forés, fue nuestro «libro de doctrina cristiana» hasta prácticamente el Concilio Vaticano II.

En este catecismo de Astete, al citar las virtudes que contrarrestan la maldad de los «pecados capitales» se recitaba canturreando:

«Contra SOBERBIA, HUMILDAD;
contra avaricia, largueza;
contra lujuria, castidad:
contra IRA, PACIENCIA
contra gula, templanza;
contra ENVIDIA, CARIDAD;
contra pereza, diligencia.»

Después, en páginas finales, ofrece unas «Máximas Morales» en forma de pareados de las que entresacamos algunas de posible aplicación y reflexión en «sucedidos» recientes .

.- «Quien a sus padres respeta
hallará dicha completa».
.-«Evita la hipocresía
que es la mayor villanía»
.-«Propio es de pechos humanos
el respeto a los ancianos».
.- «La ira ante todo evita
pues es del Señor maldita».
.- «De ser soberbio te guarda
sino el averno te aguarda».
.-«Si aprecias a los demás
apreciado tu serás».
.- «Iguales ante el Señor
son el monarca y pastor».
.- «No desprecies como vano
el consejo del anciano»
.- «A nadie guardes rencor
pues lo prohíbe el Señor»

Una pregunta: ¿ENTIÉNDENME?

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje