Y EN COLUNGA, VAQUES Y PATATINES

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS)

Dicen que la historia es vida y dinamismo de pueblos; otros dicen que el dinamismo y las gentes son las que hacen historia.

No lo sé porque yo no entiendo de esos temas tan serios y me limito a comentar cosas de física, de química y cuentinos de mi concejo que, como saben, es Colunga.

Y en Colunga, desde tiempos de cuando Prim era cadete, hubo feria de ganado cada 18 de mayo.

No, no me pregunten el porqué de esa fecha, porque no lo sé.

Si sé que acudía mucha gente agroganadera y la feria tenía lugar en el «campu de Loreto; la feria de otoño en lo que antes se llamaba «mercau del ganau» y ahora, creo, que Plaza del Mercado, aunque allí no se merca nada.

Es más bien zona de aparcamiento de coches.

También recuerdo que por iniciativa de Hernán Pérez, antiguo alcalde de Colunga, coincidiendo con «el jueves de Loreto», y esto se recuperó años después con la alcaldía de Víctor Llera, tenía lugar un Concurso Exposición Comarcal de Ganado Vacuno. Certamen que reunía a muchos expositores-concursantes, siempre deseosos de conseguir trofeos importantes.

El Certamen tenía su ubicación en el Campo de Loreto, al lado mismo de la Capilla de la Virgen.

Allí vacas asturianas de los valles (roxes), asturianas de montaña (casines), suizas pardoalpinas (ratines), frisonas (pintes) y otras de «padres desconocidos», pero elegantes y plenas de esencia asturiana.

Y toros sementales que llamaban la atención. ¿Quién no recuerda aquellos ejemplares de José López (Pepe el de la Viesca) o de Ramón Manjón (Ramón el de la Muezca) que alcanzaron primeros premios no solo en Colunga sino también en Concursos provinciales y nacionales?

Todo eso es historia y la modernidad intenta, a modo de simbiosis concursal, condensar ambos eventos en uno solo. Un Certamen-Exposición-Feria de Ganado Vacuno que se celebrará este próximo fin de semana en un lugar intermedio entre el «mercau del ganau» y el «campu Loreto». Será en la zona que queda sin urbanizar en la antigua «posesión de los Pablos».

Y con la feria, jornadas de la cocina de la carne de vacuno en varios restaurantes colungueses.

Si Dios me da vida y claridad de juicio, allí estaré «pa ver el ganau» y recordar aquellos años en los que presidía el jurado calificador (honorario, claro) y presentaba el Certamen. Desde los tiempos de don Víctor, yo, como el urogallo de nuestros bosques, estoy en peligro de extinción.

Y, ¿qué cocinaré «pa celebralo»?

Pues «unes patatines rellenes de carne», casi tan «sabroses» como las que preparan en el restaurante EL DESCANSO, en Lastres.

Ahueco con el sacabocados las patatas (tamaño mediano) ya peladas y relleno los huecos con carne previamente guisada al modo tradicional, un poco desmenuzada. Cierro con una bolita de patata (de las que se sacaron al ahuecar), enharino y frío en aceite (han de quedar a medio freír).

Las llevo a una tartera y las preparo como si fueran guisadas (cebollina, pimientín, ajín, trocitos de jamonín… todo en sofrito). Coloreo con azafrán o pimentón, incorporo media hojina de laurel (opcional), sazono con sal… y a cocer.

La salsina ha de resultar ligerina y espesina a la vez.

¡AhI Les «virutes» del ahuecado y «les sobres de carne»… ¡a la tartera con todo. Y si «bautizan» con un blanco El Trasgu, de Sancar, mejor que mejor.

Ya verán, rico, rico…

Amigos asturianos: ya lo saben. En Colunga hay buen ganau y buena cocina pa preparalo.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje