TRAS UNA LENTA ESPERA

POR MANUEL GARCÍA CIENFUEGOS, CRONISTA OFICIAL DE MONTIJO Y LOBÓN (CÁCERES)

Pasaron Santa Brígida, las Candelas y San Blas. Aquí está febrerillo con sus locuras y andanzas haciendo de las suyas. La tibieza pasa y los días cansinos y confusos despiden la melancolía de las ausencias. Tras una lenta espera, un apaciguado reposo y un silencio de vísperas, parece que tocan y repican a fiestas por la vida. Desde las faldas de los cerros de Lobón, por Valdeovejas, los almendros han echado ya sus primeras flores, alegrándonos con ello la vida.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje