CHC

POR PEPE MONTESERÍN, CRONISTA OFICIAL DE PRAVIA (ASTURIAS)

De tiempo inmemorial viene el poderío de Confederación Hidrográfica del Cantábrico, entidad pública con personalidad jurídica propia adscrita al Ministerio de Medio Ambiente; poseen derechos innatos, exigen muchísimo a quienes los necesitamos y asumen pocas responsabilidades pues en Asturias “sólo” se encargan de planificación hidrológica, gestión de recursos y aprovechamientos, protección del dominio público hidráulico de todos nuestros ríos y afluentes, concesiones de agua y su control de calidad, proyecto y ejecución de infraestructuras ad hoc, programas de seguridad de presas… Ahora bien, ¿se incluye entre sus obligaciones, por ejemplo, el dragado de los ríos y rías, la construcción de escolleras, la limpieza de cauces antes y después de las riadas? En principio no, y luego tampoco. Son como Dios, que creo el mundo a su antojo y nos responsabiliza de las catástrofes.

Fuente: https://www.lne.es/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje