EL TURISMO, MOTOR DE CÁCERES (I)

POR SANTOS BENÍTEZ FLORIANO, CRONISTA OFICIAL DE CÁCERES

Casa de los Paredes Saavedra.

Con la rehabilitación y puesta en valor de los inmuebles de la Casa palaciega de los Paredes-Saavedra, del Palacio de Godoy y de la Casa Fuerte de los Vargas Figueroa, que en pocos meses se convertirán los dos primeros en unos magníficos establecimientos hoteleros de lujo y en un albergue, sala para proyectos sociales, centro de interpretación y restaurante el Vargas-Figueroa, nuestra Ciudad Monumental vivirá uno de sus mejores momentos de puesta en valor del patrimonio artístico que atesora.

Todo ello redundará en nuevos atractivos turísticos para intentar atraer más visitantes y que su pernoctación dure más tiempo.

Con la declaración de Cáceres como Patrimonio de la Humanidad en el año 1986 se empezaron a poner en valor y promover todos los recursos artísticos, culturales, naturales, artesanales, festivos y gastronómicos existentes en la ciudad, considerando al turismo como un segmento relevante del sector terciario que ha permitido, en estos treinta y tres años, aportar un complemento de renta a los habitantes de Cáceres, una revalorización de los monumentos y propiedades y un mayor aprecio de los valores históricos y culturales de nuestra ciudad.

En palabras de nuestra Alcaldesa, Elena Nevado: “Situó a Cáceres en el panorama internacional desde el punto de vista patrimonial”.

El desarrollo de la actividad turística en la Comunidad y particularmente en la ciudad de Cáceres, estuvo íntimamente ligado a la profunda transformación de la ciudad y a la capacidad de autogobierno de los cacereños.

Poco a poco y gracias fundamentalmente a las inversiones públicas, aprovechando los Planes de Excelencia Turística, Planes de Dinamización, Proyectos Europeos, etc. y a una apuesta decidida por el turismo de un grupo de empresarios cacereños comprometidos con su ciudad, se fue consiguiendo atraer turistas a Cáceres con lo que ello representaba de crecimiento económico para la ciudad a todos los niveles, llegando en la actualidad a contar con una ciudad moderna, inteligente, solidaria, ideal para vivir, trabajar y disfrutar.

En estos últimos años ha ido creciendo progresivamente el número de turistas que nos visitan, incrementándose notablemente el número de extranjeros y hemos empezado a considerar al turismo como uno de los pilares básicos del desarrollo de la ciudad y un elemento indispensable para el crecimiento de la economía cacereña.

Cáceres hizo una apuesta firme por el turismo de interior, sobre todo por el cultural, siendo uno de los mayores aciertos en la gestión turística de Cáceres el vincular el sector a la cultura.

El acervo cultural que atesoramos es un patrimonio de incalculable valor que viene sorprendiendo a todos los que nos visitan.

Modelo turístico en el que se ha conjugado, con gran acierto, el trabajo conjunto realizado entre el sector público y el privado, logrando proponer una oferta muy variada que hace que hayan podido disfrutar de la ciudad en estos años todo tipo de turistas sea cual sea su edad, gustos y preferencias…

(Continuará)

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje