SABOR GALLEGO EN EL YUMAY • EL CORONEL BRAVO, EL DOCTOR POCOVÍ Y VÍCTOR VÁZQUEZ PORTOMEÑE RECOGEN EL PREMIO COMENSAL DE HONRA ÁLVARO CUNQUEIRO

PEPA SANZ, CRONISTA OFICIAL DE AVILÉS (ASTURIAS), ENSALZÓ LA LABOR CIENTÍFICA DE POCOVÍ, «UN GRAN CIENTÍFICO, DISCÍPULO DE GRANDE COVIÁN, UN GRAN GASTRÓNOMO Y UN GRAN APASIONADO DEL CAMINO DE SANTIAGO»

Los galardonados posan junto a la alcaldesa, José Manuel Balseiro, delegado de la Xunta en Lugo, y Justo García, propietario del Yumay. / MARIETA

Asturias y Galicia estrecharon ayer sus lazos a través del Camino de Santiago. «Es la calle mayor de Europa, un pilar de la civilización occidental y el abrazo que une a todos los pueblos de España», manifestó ayer Víctor Vázquez Portomeñe, impulsor del Xacobeo, ex consejero de la Xunta, exsenador y uno de los tres galardonados con los premios Comensal de Honra Álvaro Cunqueiro, concedidos por Gastrónomos del Yumay.

Completan la relación el coronel Vicente Bravo, delegado de Gobierno de Asturias, y el bioquímico Miguel Pocoví, actual secretario de la Fundación Grande Covián. El acto de entrega se celebró ayer en el restaurante que da nombre a sociedad, con la presencia de unos ochenta comensales, entre los que se encontraban la alcaldesa, Mariví Monteserín, mandos de la Guardia Civil, la Policía Nacional, la Armada y el Ejército, representantes de numerosas asociaciones gastronómicas asturianas y gallegas y una extensa delegación de la vecina comunidad.

Jesús Palmou, presidente de la Academia Xacobea, glosó la figura de Portomeñe, «un gran gallego y un gran español que se marcó el objetivo de recuperar el peregrinaje, que tras tantos siglos de esplendor había enmohecido». Barcelona 92 y la Expo de Sevilla «relegaron una vez más al olvido a Galicia y a Asturias. Eso fue lo que me impulsó», manifestó Portomeñe.

Pepa Sanz, cronista oficial de la Villa, ensalzó la labor científica de Pocoví, «un gran científico, discípulo de Grande Covián, un gran gastrónomo y un gran apasionado del Camino de Santiago». Tras admitir su afición a la comida a y al Camino y confesar su «amor por Avilés», Pocoví agradeció el premio «y todo lo que Portomeñe ha hecho por el Camino de Santiago. En el Xacobeo 93 llegaron 100.000 peregrinos a Santiago de Compostela. El año anterior habían sido 9.900, y el pasado se superaron los 327.000».

Coronel de Infantería y Delegado de Defensa en el Asturias, el coronel Bravo pasará en septiembre a la reserva. El fallo de jurado subraya que es «un estrecho colaborador de Gastrónomos de Yumay» y reconoce expresamente sus servicios como Delegado de Defensa. «Mi única labor ha sido intentar difundir la gran labor que presta el Ejército a la sociedad», dijo durante su intervención. El encargado de glosar el premio fue el coronel Baldomero Argüelles, su predecesor como Delegado de Defensa en Asturias.

La entrega de los premios puso el punto final a las Jornadas del Pulpo celebradas en el Restaurante Yumay y abre un año que la sociedad gastronómica que preside su propietario, Justo García, dedicará al ilustre médico e investigador Francisco Grande Covián coincidiendo con el 110 aniversario de su nacimiento, en Colunga. Falleció en 1995.

Fuente: https://www.elcomercio.es/ – J. F. G.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje