UNA PLACA PARA ANTONIO DE NEBRIJA EN LAS BROZAS

POR JUAN FRANCISCO RIVERO DOMÍNGUEZ, CRONISTA OFICIAL DE BROZAS (CÁCERES)

Desde hace un par de años vengo solicitando verbalmente al Ayuntamiento de la villa de Las Brozas que coloque una placa en la fachada del colegio de las Carmelitas, donde tantos y tantos broceños hemos estudiado de niño. Fue nuestra guardería y colegio de nuestras primeras letras. Gracias a eso se ha conservado la que fuera casa palacio de Elio Antonio de Nebrija, escritor de la primera gramática española de la lengua, donde vivió con toda su familia varios años. Es la única casa que se conserva del ilustre escritor.

Ahora, a finales de abril, un grupo de lebrijanos, al frente de Jesús Rodríguez del Pozo, organiza una excursión por tierras extremeñas para honrar a su ilustre hijo, Antonio de Nebrija. Éste, al amparo de la Orden Militar de Alcántara, y bajo la corte de don Juan de Zúñiga, último maestre de la orden, estuvo por Gata, Alcántara, Las Brozas, Zalamea de la Serena, Villanueva de la Serena y Plasencia, donde – a ratos perdidos, diría yo, mientras enseñaba en la Academia, escribió la Gramática y el Diccionario, amén de estudiar otros temas científicos, pues Nebrija también era un humanista y estaba interesado por otras cosas del saber: Teología, Derecho, Ciencias Naturales, Cosmografía. “El otro Nebrija” fue mi ponencia en el primer encuentro que se celebró hace dos años en Zalamea de la Serena, auspiciado por la Fundación “Elio Antonio de Nebrija”, que cuenta con el apoyo del Instituto Cervantes, según me dijo, en su día, en un desayuno coloquio en el hotel Ritz de Madrid el que fuera su director.

Pues bien, ahora Las Brozas homenajea a este ilustre de la cultura hispana colocándole una placa en lo que es la fachada de su casa-palacio. Se hará con motivo en esa visita que los lebrijanos harán por Alcántara, Brozas y Plasencia, con su alcalde al frente. Es el mejor momento para tal homenaje. Y yo me alegro de haber aportado esa idea, secundada por el alcalde de Las Brozas y por mi amigo Jesús Rodríguez del Pozo, organizador de la jornada homenaje a Nebrija en estas tres localidades extremeñas. Sin duda la placa será un atractivo documental para que los muchos turistas culturales que visiten el conjunto histórico artístico de la villa de Las Brozas se lleven la grata información de que aquí vivió durante muchos años el ilustre Elio Antonio de Nebrija, escritor de la primera Gramática Española de la Lengua, publicada en Salamanca en 1492.

Fuente: https://cronistadelasbrozas.blogspot.com/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje