50 ANIVERSARIO DE LA PARROQUIA DEL SANTO CRISTO DE INGENIO

POR RAFAEL SÁNCHEZ VALERÓN, CRONISTA OFICIAL DE INGENIO (CANARIAS)

Templo del Santo Cristo.

La parroquia del Santo Cristo, última en erigirse de las tres que cuenta el municipio de Ingenio, se prepara para la celebración de su medio siglo de existencia, con distintos actos, bajo la dirección del nuevo párroco, hijo del pueblo, Jesús Vega Mesa, contando con la colaboración del Consejo Parroquial y vecinos, para lo cual se ha publicado un díptico que cuenta con el calendario de los actos que comienzan el próximo viernes 1 de marzo con una exposición retrospectiva de fotografías en el templo parroquial, continuando en días señalados a lo largo de los meses de marzo, abril y mayo, teniendo su día principal el 19 de marzo, conmemoración del mismo día del año 1969 cuando el por entonces Obispo José Antonio Infantes Florido decreta su creación, segregada de las matrices de Nuestra Señora de Candelaria y Nuestra Señora del Buen Suceso. Para tal evento se contará con la presencia del actual Prelado Francisco Cases Andreu y la actuación del grupo folclórico Coros y Danzas de Ingenio. En dicho programa se recoge también una galería de fotos de los once párrocos que han ejercido en la Parroquia y una reseña histórica por parte del cronista que suscribe.

RESEÑA HISTÓRICA DEL TEMPLO Y PARROQUIA DEL SANTO CRISTO

La jurisdicción territorial de la actual parroquia del Santo Cristo formó parte de la de San Sebastián de Agüimes desde los años posteriores a la Conquista, conformando el Señorío Episcopal, que abarcaba los actuales municipios de Ingenio y Agüimes hasta el año 1815, que se constituyó dentro del área de la nueva parroquia de Nuestra Señora de Candelaria, configurada en torno a la primitiva ermita construida en la década de 1560 en un territorio entre los barrancos del Draguillo y Guayadeque en lo que fue la primitiva Vega de Aguatona. En 1907 queda erigida la parroquia de Nuestra Señora del Buen Suceso en la zona costera junto a una ermita datada en 1657, segregada de las parroquias de San Sebastián y Nuestra Señora de Candelaria. Llegados a la mitad del siglo XX con la expansión de la trama urbana hacia el naciente y barrios periféricos, con el consiguiente aumento de la población, se hizo necesario la construcción de un nuevo templo, cuya jurisdicción debería quedar delimitada en un territorio intermedio entre la Candelaria y Buen Suceso, dentro del municipio de Ingenio. El proyecto se empezó a gestar a partir de las Misiones de 1961, cuando el párroco D. Andrés de la Nuez, de acuerdo con el Prelado, estableció la celebración de una misa los días festivos en la futura demarcación, primero en un almacén y luego en el local de la escuela de conductores en El Ejido, hasta que se construyera el nuevo templo. Proyecto que empezó a dar sus frutos gracias a la adquisición de 2.500 m2 de terrenos de labor bajo riego en el paraje de Los Vélez que fueron donados mediante escritura pública otorgada al Obispado el 10 de agosto de 1965 por el sacerdote, hijo del pueblo, Francisco Espino Espino, sus hermanas Concepción, Agustina y herederos de Juan, con la exclusiva condición de ser destinado a la construcción de una Iglesia para el culto católico con sus anexos y casa parroquial. El 14 de septiembre de procedió a la colocación de la primera piedra. El complejo fue diseñado en 1966 por el arquitecto José Sánchez Murcia, ocupando el templo, torre, sacristía, dependencias auxiliares, salón de actos, coro, salón de Cáritas, oficinas, archivo, casa parroquial, biblioteca y otros servicios, con informe favorable de la Junta Diocesana de Arte Sacro. El templo de líneas modernas en forma de abanico carecía de columnas interiores. En el verano de 1967 se habían acopiado materiales de construcción para el comienzo de las obras en precario a base de limosnas de la feligresía y trabajos personales que se llevan a cabo con lentitud, hasta 1968 que fueron paralizadas cuando estaban a altura de techo, para continuar posteriormente. El 27 de enero de 1969, D. Andrés de la Nuez dirige al Obispo instancia y demarcación para una nueva parroquia bajo la advocación del Santo Cristo, previa aprobación por parte de la parroquia de Carrizal de unos 20 vecinos de los aledaños del Draguillo en la zona costera. La segregación no representó ninguna ruptura traumática como lo fueron en su día las dos parroquias ingenienses de sus respectivas matrices. La demarcación territorial abarcaba los barrios y caseríos de: Ejido Bajo, Llano de la Cruz, Cuesta de Caballero, Los Vélez, Lomo Juan, La Mejía, Berlanga y Aguatona a lo que se añadía los Moriscos. La feligresía ascendía a unos 4.000 vecinos. Por parte del Vicario General se incoa el oportuno expediente y trámite ante la Delegación Episcopal de Urbanismo y Construcciones Parroquiales que estima adecuados los límites. Una vez oído el parecer del Cabildo Catedral, el Obispo José Antonio Infantes Florido decreta la creación de la nueva Parroquia del Santo Cristo con sede en el templo en construcción el 10 de febrero de 1969 con entrada en vigor el 19 de marzo del mismo año, festividad de San José, con inauguración por parte del Prelado en acto eucarístico. Por aquel año continuaron las obras del salón parroquial que haría de Iglesia quedando pendiente el resto de lo proyectado. A principios de 1970 se encontraba terminada la estructura metálica del techo de la Iglesia y planchas de uralita pero se habían acabado los fondos y las obras se paralizan para reanudarse a finales de año. El 11 de noviembre de 1972 con la asistencia del Obispo se procedió a la bendición del nuevo templo. En la década de 1980 se establecen acuerdos con el Ayuntamiento para el uso público del resto del solar donado circundantes al templo, delimitados por cuatro calles. En 1984 se llevó a cabo el arreglo del presbiterio. Adosado al templo se construyó entre los años 1976 y 1983 el garaje, salón parroquial y vivienda del párroco. Entre 1983 y 1986 el centro de Cáritas. Al presentarse deterioro en las columnas laterales que sostenían el techo, en noviembre de 1994 se cierra al culto que se realiza en un local prestado. A principios de 1995 se autoriza su reparación que se lleva a cabo posteriormente.

En el interior de templo destaca la imagen del Santo Cristo en la Cruz esculpido en madera por el artista establecido en Ingenio Santiago Valladares en 1976, así como el paso procesional del mismo y otro pequeño del mismo autor, imagen de la Virgen en madera policromada en parte, obra de Soraya García, y San José. Por 1986 se adquieren quince cuadros alusivos al Vía Crucis, obra de Jerónimo Rodríguez, que se complementan con cuadros de la Sagrada Familia y Eucaristía, y vidrieras con escenas del Evangelio.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje