AYUNTAMIENTO DE VALLADOLID RECUPERA Y PUBLICA COMO FACSÍMIL UN DIARIO DE LA CIUDAD DURANTE LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA

SEGÚN HAN EXPLICADO EL ALCALDE DE LA CIUDAD, ÓSCAR PUENTE, Y EL CRONISTA OFICIAL, JOSÉ DELFÍN VAL, EL MANUSCRITO SE ENCONTRABA EN LA BIBLIOTECA PERSONAL DE LA VIVIENDA DEL MÉDICO VALLISOLETANO ÁNGEL MARTÍN

El Ayuntamiento de Valladolid y el Archivo Municipal han recuperado y restaurado un diario manuscrito de los hechos que se produjeron en la ciudad en el período en torno al que se desarrolló la ‘Guerra de la Independencia’, firmado por el impresor Manuel Aparicio, y que ahora se publica en edición facsímil.

Según han explicado el alcalde de la ciudad, Óscar Puente, y el cronista oficial, José Delfín Val, el manuscrito se encontraba en la biblioteca personal de la vivienda del médico vallisoletano Ángel Martín hasta que su nieta Aurora Mozo Martín lo encontró cuando recogía enseres de la casa.

La propietaria del manuscrito, que ha estado presente también en la rueda de prensa, ha donado este cuadernillo al Ayuntamiento de Valladolid, hecho que se ha formalizado este jueves con la firma de la recepción oficial del documento por parte del director del Archivo Municipal, Eduardo Pedruelo.

Óscar Puente ha recalcado que con esta publicación se pone a disposición de los vallisoletanos «una página más de la historia de la ciudad», que abarca entre el 1 de febrero de 1807 y el 31 de enero de 1819, unos años «convulsos» en los que se vivió la invasión francesa durante la Guerra de la Independencia y la etapa de restauración absolutista.

El alcalde ha incidido en que esta publicación del facsímil, como el número 43 de la ‘Colección publicaciones municipales’, conocida como ‘la colección amarilla’, supone un hecho «importante» para la historiografía de la ciudad, por lo que ha manifestado la gratitud de la ciudadanía con la propietaria que ha cedido el manuscrito.

José Delfín Val ha explicado el proceso que ha seguido este documento desde que tuvo conocimiento del mismo por parte de la propia Aurora Mozo. El cronista ha señalado que cuando llegó a sus manos sólo tenían claro que estaba formado por 60 cuartillas, escritas por ambas caras y encuadernadas, que era un diario de hechos relevantes durante el citado periodo y que estaba firmado por Manuel Aparicio, «sólo con nombre y un apellido».

Por eso, se recurrió al Archivo Municipal para investigar sobre la figura de esta persona, de quien finalmente se consiguió llegar a su testamento, conservado en el Archivo Provincial de Chancillería, donde se pudo conocer que Aparicio era un impresor, soltero, que vivía y tenía su negocio de imprenta en la antigua calle de la Obra, hoy conocida como calle Arribas.

Val ha añadido Aparicio fue también editor de una de las recopilaciones históricas «más importantes» de la ciudad, la publicada por Matías Sangrador.

El escritor y cronista de Valladolid es el autor del estudio del manuscrito y de la figura del autor, cuya avanzadilla apareció publicada recientemente en el Boletín de la Academia de Bellas Artes de la Purísima Concepción, de la cual es miembro.

También ha señalado que, de acuerdo con el departamento de Publicaciones del Ayuntamiento, se ha preferido publicar el diario como facsímil, para mantener el aspecto original, no transcribirlo, ya que la «letra es muy buena y clara».

Por su parte, el director del Archivo ha destacado que el cuadernillo estaba «bien conservado» y que ha sido restaurado en las instalaciones municipales, donde se guarda en una caja de conservación, de tal modo que su legibilidad es «magnífica».

Fuente: https://www.europapress.es/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje