JAMIN

POR LEOCADIO REDONDO ESPINA CRONISTA OFICIAL DE NAVA (ASTURIAS)

El martes, día 2, fallecía en el HUCA, donde se encontraba ingresado desde el pasado viernes, Benjamín Fernández Queipo. Natural de Lieres (Siero, casado y vecino de Nava y padre de tres hijos, “Jamín”, que era el nombre por el que todos lo conocíamos, tenía 70 años, y no pudo superar una cruel dolencia.

Minero de profesión, de orientación socialista desde que lo conocí, allá por los años setenta, y amigo entrañable desde entonces, Jamín era hombre de equilibrio, de concordia, de pausa y de peso. Es decir, la sensatez y la discreción hechas persona.

Consecuente con sus ideas, y respetuoso con las de los demás, militó siempre en el PSOE, lo que le llevó, a lo largo de su carrera política, a desempeñar el cargo de concejal en el ayuntamiento naveto durante dieciséis años, repartidos como sigue; ocho años en la oposición y otros ocho formando parte del equipo de gobierno municipal.

Jamín era un hombre prudente, correcto en todo momento y dialogante siempre. Sabía escuchar, y además escuchaba a todo el mundo. También sabía ser un organizador tan discreto como eficaz y competente, y de esto tiene buenas pruebas el que suscribe.

Nava ha perdido a un buen ciudadano; a un hombre que luchó y se preocupó de que su pueblo, y el concejo en general, fueran mejores.

Un hombre dotado de integridad moral y ética y, en definitiva, una buena persona y un modelo de buen socialista.

Nos queda, en este trance tan doloroso, mostrar nuestro sincero apoyo a su familia, a sus compañeros de militancia y a sus muchos amigos, que los tenía, y muy buenos por cierto, porque es justo decir que Jamín lo merecía todo.

Jamín, amigo estimado, descansa en paz.

Publicada en La Nueva España. Jueves, 4 de abril 2019, página 11.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje