EXPOSICIONES: “SEVILLA Y SANLÚCAR EN 1519. EL ORIGEN DE LA PRIMERA VUELTA AL MUNDO”, Y “COMERCIO Y FINANZAS EN TIEMPOS DE FELIPE II”

POR MANUEL GARCÍA CIENFUEGOS, CRONISTA OFICIAL DE MONTIJO Y LOBÓN (BADAJOZ)

La ciudad de Sevilla ofrece estas dos exposiciones que pueden verse en la Casa de la Provincia (Diputación de Sevilla) y en el Archivo General de Indias (Ambos edificios están en la Plaza del Triunfo, muy cerca entre sí y próximos a la catedral hispalense y el Real Alcázar). La primera exposición puede verse hasta el próximo 28 de este mes, y la segunda hasta el día 21. Recomiendo su visita.

MAGALLANES Y ELCANO

En el año 2019 se cumple el quinto centenario del inicio de la expedición naval promovida por la Corona de España y capitaneada inicialmente por el navegante portugués al servicio de la Corona española, Fernando de Magallanes, con el propósito de abrir una nueva ruta a las islas de las Especias. Nombrado por el entonces joven Rey Carlos I de España “gobernador, adelantado, capitán general de la Armada para el descubrimiento de la especería”, Magallanes partió de Sevilla la mañana del lunes 10 de agosto de 1519 al mando de cinco naves y doscientos sesenta y cinco hombres, de los cuales el sesenta y cuatro por ciento eran españoles y el resto se repartía entre nueve nacionalidades diferentes.

Esta empresa naval, que requirió de enorme tenacidad y esfuerzo para superar múltiples penalidades, condujo tres años más tarde a completar la hazaña descomunal de la primera vuelta al mundo, finalmente culminada gracias al arrojo, valor, destreza marinera y visión de Juan Sebastián de Elcano, marino natural de Guetaria (Guipúzcoa), que estuvo de regreso en Sevilla el día 6 de septiembre de 1522.

Una travesía que les llevó de Sanlúcar de Barrameda a Tenerife, costas de Sierra Leona, Río de Janeiro, el Río de la Plata, por entonces conocido como Río de Solís, la Patagonia, la Tierra del Fuego y el Estrecho al que, con el tiempo, se le dio nombre del mencionado capitán general, el Pacífico y las islas Marianas, las islas Filipinas, Sumatra y las Molucas, el cabo de Buena Esperanza y las islas Cabo Verde para retornar al puerto de donde había zarpado.

Tan asombroso periplo de nuestra Marina, a través de los océanos Atlántico, Pacífico e Índico y los continentes de Europa, América, Oceanía, Asia y África supuso un decisivo avance científico al confirmar la redondez de la Tierra, revalidando el legado de la antigüedad, y un paso de gigante en la apertura a escala mundial de los conocimientos, las comunicaciones y los intercambios de todo orden, así como en el desarrollo y proyección de Europa y, en especial, de los países ibéricos.

SIMON RUIZ (MERCADER Y BANQUERO)

El edificio de La Lonja del Archivo General de Indias, acoge una exposición dedicada a la vida y la trayectoria profesional de uno de los más conocidos hombres de negocios de la España del siglo XVI. Simón Ruiz quizá sea el hombre de negocios mejor conocido de la España del siglo XVI, gracias a la conservación de su extraordinario archivo documental, único en su género en España, que nos ofrece un inagotable caudal de noticias sobre su vida y su trayectoria profesional.

Entre el centenar de obras y documentos expuestos, caben destacar los que relacionan a Simón Ruiz con grandes personajes de la época como Felipe II, don Juan de Austria, Alejandro Farnesio, Ambrosio de Espínola, e incluso Miguel de Cervantes o Santa Teresa de Jesús. La exposición se desarrolla a través de tres capítulos temáticos que coinciden con los fondos documentales que forman su archivo: el primero dedicado al personaje y su contexto, el segundo a su actividad mercantil y sus negocios financieros, y el tercero y último a su obra benéfica: el Hospital General. En esta ocasión se ha dispuesto un espacio dedicado al comercio con Sevilla y el Nuevo Mundo.

Los visitantes podrán disfrutar de una cuidada selección de documentos originales, tanto personales como de su casa de comercio (libros de cuentas, cartas mercantiles, asientos con la corona, letras de cambio, listines de cotizaciones, seguros marítimos, etc.) y del Hospital General que fundara en 1591, realzados con obras artísticas de los siglos XVI y XVII y objetos cotidianos de la época.

Este mercader y banquero de origen burgalés se estableció en Medina del Campo -“la Villa de las Ferias”- hacia 1550 como mercader de paños, comerciando al por mayor con géneros de importación procedentes de Nantes y la Bretaña francesa. Con esta actividad, logró una considerable fortuna que le permitió iniciar una segunda etapa profesional en la que, sin olvidar el comercio de mercancías, participó en importantes negocios financieros, llegando incluso a realizar préstamos a la Corona. Sin embargo, los últimos años de su vida los dedicó casi exclusivamente a la construcción de un gran hospital, su postrera obra de mecenazgo; con rango de Hospital General, que se edificó entre 1592 y 1619, es decir, hace ahora justamente 400 años.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje