CUANDO IBN MARDANIS PERDIÓ (Y RECUPERÓ) EL CASTILLO DE MORATALLA

POR JOSÉ JESÚS SÁNCHEZ MARTÍNEZ, CRONISTA OFICIAL DE MORATALLA (MURCIA)

En el período de dominio islámico y tras la creación de la Qura (provincia) de Tudmir en las tierras del Sureste, Moratalla aparece incluida dentro de ese territorio, según descripciones de algunos geógrafos musulmanes como al-Idrisi, Qura que dependía del Iqlin (distrito) de Segura de la Sierra. El Hins de Muratalla pertenecía al dominio del rey taifa de Murcia Ibn Mardanis, conocido en las crónicas cristianas con el sobrenombre de “Rey Lobo”.

Al hablar del castillo-fortaleza de Moratalla, no debería omitirse un hecho histórico ligado al mismo, suceso que tuvo como protagonistas al rey taifa de Murcia Ibn Mardanis; a su sobrino Yusuf Ibn Hilal y a su esposa cuyo nombre, lamentablemente, desconocemos.

El suceso en cuestión, refiere que en el año 1147 (542 de la hégira), según relata el historiador hispano árabe al-Jatib (1313-1374) que lo recoge de un cronista contemporáneo del acontecimiento, Yusuf Ibn Hilal -pariente de Mardanis- se subleva y se apodera de tres castillos del Iqlin de Segura entre ellos el de Muratalla, donde se hace fuerte. Poco después, Ibn Mardanis logra capturar al sublevado exigiéndole la entrega del castillo so pena de saltarle un ojo. Ibn Hilal rehusó y Mardanis cumplió su promesa.

El Rey Lobo llega con sus soldados y el prisionero hasta los mismísimos muros del castillo y una vez allí, volvió a exigir la entrega de la fortaleza de Moratalla a la esposa de Ibn Hilal que defendía la plaza, insistiéndole que, de lo contrario, dejaría ciego a su marido. Ella no aceptó la propuesta y Mardanis saltó el otro ojo a su pariente Ibn Hilal. Finalmente, tras unos días de asedio, los defensores del castillo-fortaleza no tuvieron más remedio que rendirse ante el Rey Lobo, quien recuperó así la plaza.

Texto original: «Consolidado Ibn Mardanix en Murcia, en el año 542 de la hégira (1147-1148) se sublevó su pariente Yusuf Ibn Hilal en Hins Matarnix (Montornés de Benicasim de Castellón). Llevó la guerra a Valencia y se apoderó de los castillos de al-Sajra y Murata-la (Moratalla), donde derrotó al rey de Muria. Poco después Ibn Mardanix consiguió hacerle prisionero cuando se dirigía con un reducido séquito a Santabitur (Peñas de San Padro), una de sus fortalezas. Camino de Moratalla le exigió la entrega del castillo so pena de saltarle un ojo. Ibn Hilal rehusó y le vaciaron el ojo derecho. Después, el rey de Murcia pidió a la mujer de Ibn Hilal la entrega de Moratalla con la amenaza de dejar ciego a su marido, pero ella no dio crédito a las palabras de Ibn Mardanix, y allí mismo le saltaron el otro ojo. Ibn Hilal fue llevado a Játiva donde murió poco después».

El Ayuntamiento de Murcia ha dedicado una calle a Ibn Mardanis, en el barrio de El Ranero, rótulo que figura con el sobrenombre de Rey Lobo. El ayuntamiento de Moratalla, por su parte, también ha etiquetado otra calle con el nombre de Ibn Hilal, que prefirió quedarse ciego antes que entregar el castillo.

En nuestra modesta opinión, manifestamos que también tiene gran mérito la esposa de Ibn Hilal, consintiendo que su marido quedase ciego antes que entregar la fortaleza y por ello, igualmente merecía que el Consistorio moratallero le hubiese dedicado una calle…¡Lástima que no nos haya llegado su nombre…!

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje