RECUERDOS Y UNES FABES CON AMASUELES

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS)

¿Se acuerdan ustedes del restaurante, primero, y después Hotel-Restaurante, emblemático de Oviedo, denominado LA GRUTA?

¿Empresa nacida de un pequeño chigrín, idea los hermanos Cantón (Benito, Ernesto y Valentín) leoneses de Matalobos del Páramo, y que, creciendo exitosamente con los años, culminó su andadura en un grandioso complejo hotelero-hostelero ubicado en El Alto de Buenavista?

¡Qué recuerdos! Los tres hermanos Cantón dirigiendo la empresa y complaciendo a la clientela; Narciso, derrochando simpatía; Abel, en la gerencia; Juan Antonio, Faedo y todo el equipo de camareros regalando atenciones a los comensales; Servando y su equipo de cocineros, en la cocina…

Y, como bandera de promoción de la cocina de Asturias, el CIRCULO DE AMIGOS DE LA FABA.

De la faba asturiana, claro está.

Allí concentraban sus ideas y afanes de promoción de los guisos de fabes personajes de alta cualificación: rectores de la Universidad, catedráticos, directores de medios de comunicación, periodistas, escritores…Y también «aficionados humildes», como este servidor de ustedes, que aportábamos nuestro «granito de arena» a los proyectos y concursos.

La dirección del restaurante, el día del «Concurso de Fabes» y del «Capítulo general» del Círculo regalaba a sus miembros una serigrafía de algún cuadro, obra de un pintor de fama, o una esculturilla diseñada por un artista importante.

¡Qué cosas!

Esculturilla de LA REINA FABA, de Alfonso Iglesias, firmada, la considero un «tesoro pequeñin».

Hoy, «rebuscando en mis cosas del pasado», encontré esta estatuilla de LA REINA FABA, diseñada por el gran ALFONSO IGLESIAS, el creador de Pinón, Telva y Pinín («que de Pinón ye sobrín»).

Y con la estatuilla reviví aquellas largas y superagradables charlas con Teodoro López Cuesta, José Caso, Juan Santana… Tantos y tantos amigos ya desaparecidos.

LA GRUTA, tiempo atrás, pasó a otras manos y en la actualidad cerró sus puertas.

Oviedo, en un paso hacia atrás, arría una bandera gastronómica.

Recuerdo también que LA GRUTA y el CIRCULO DE AMIGOS DE LA FABA destinaban una semana a la promoción de GUISOS DE FABES porque Asturias no sólo es fabada. Fabes con rau de toro, fabes con perdiz, fabes con patu, fabes con liebre, fabes con calamares, fabes con pitu de caleya, FABES CON AMASUELES (que son almejas)…

Yo las preparo así:

Tras un remojo en agua durante una noche, estofo les fabes (sobre 500 g de granja o de gloria) según costumbre con cebolla, un diente de ajo, medio pimiento verde y otro rojo, una rama de perejil, aceite, azafrán y un toque de pimentón. La cocción debe ser lenta y sin sal.

Aparte, en sartén con aceite, al fuego, preparo una salsa verde con un diente de ajo y dos ramas de perejil muy picadín. Añado un vasín de vino blanco y cuando rompa el hervor incorporo sobre 500 g de almejas (fina o babosa). Una vez que abran las valvas lo llevo al estofado de fabes y da todo unos hervores. Reposa y a servir de inmediato.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje