ENTREVISTA A UN FUNCIONARIO EJEMPLAR: D. RAFAEL GARCÍA NAVARRETE

POR JOSÉ MANUEL TROYANO VIEDMA, CRONISTA OFICIAL DE LAS VILLAS DE BEDMAR Y GARCIEZ

Con esta entrevista a fondo, a un “HOMBRE” poco dado a entrevistas, quiero manifestar mi reconocimiento, así como el de otros muchos de nuestros convecinos, hacia su trayectoria profesional y afecto personal hacia él y a toda su familia, en estos días en que tanto se habla y se conmemora a los ediles municipales, con motivo de los 40 años de Ayuntamientos Democráticos, pero se olvidan de los Técnicos de la Administración Municipal, de los Funcionarios que han hecho posible los acuerdos municipales, con su trabajo callado y honrado. ¡Vaya desde aquí mi respeto y mi mayor consideración!

-Pinceladas sobre su vida y su obra.-

El 8/VII/1988 fue elegido Alcalde de Bedmar y Garciez D. Francisco Reyes Martínez, ante la “renuncia voluntaria” efectuada por el Alcalde elegido en la Elecciones Municipales de junio de 1987, D. Antonio García Martínez, el día 6/VII/1988, “por motivos estrictamente personales y profesionales”, con los 7 votos de los Concejales del PSOE, frente a los 3 que obtuvo el candidato del AP –Alianza Popular-, D. José Viedma Troyano, mientras que el representante de IU-CA, votó en blanco. Actuó como Secretario Accidental de Bedmar y Garciez, D. Rafal García Navarrete.

BEDMAR Y GARCÍEZ BAJO LA ALCALDÍA DE D. RAFAEL GARCÍA NAVARRETE.-

Demografía: Población: 2.823 Habitantes. Densidad de población: 23,8 h/km².

De acuerdo con lo publicado en el BOJA nº 6. Sevilla, 12/I/2004. P. 756, el AYUNTAMIENTO DE BEDMAR Y GARCIEZ, por un EDICTO de 3/XII/2003, sobre Proyecto de Urbanización de la AA-4 de Bedmar. (PP. 4578/2003), D. Rafael García Navarrete, Alcalde del Ayuntamiento de Bedmar y Garciez (Jaén), hizo saber “Que aprobado por la Comisión de Gobierno, en sesión celebrada el día 28/X/2003, el Proyecto de Urbanización de la AA-4 de Bedmar, se expone al público por plazo de un mes, contado a partir del día siguiente al de la aparición de este anuncio en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, quedando el expediente a disposición de cualquiera que quiera examinarlo para deducir alegaciones. Bedmar, 3/XII/2003”.

El municipio de Bedmar y Garciez (Jaén), de 2.700 habitantes, contará con cerca de 700 placas fotovoltaicas y un Huerto Solar gracias al programa “Agenda 21”, promovido por la Excma. Diputación Provincial de Jaén, que pretende alcanzar la integración medio-ambiental, económica, social y cultural de la provincia y de los municipios que la apliquen. Sobre este tema, en declaraciones realizadas el 1/IV/2006 a Europa Press, por el Alcalde de Bedmar y Garciez, D. Rafael García Navarrete (PSOE), explicó que «se estaban ultimando las negociaciones para instalar, en un breve plazo de tiempo, cerca de 700 placas fotovoltaicas en el antiguo campo de fútbol del municipio». Y en ese sentido, García Navarrete destacó que se «trataba de una apuesta importante» por el desarrollo sostenible de la localidad, en la «confianza de que todo se desarrolle bien y podamos disfrutar de fuentes de energía renovables a partir del próximo mes de junio«. Con respecto al presupuesto que se destinaría para la ejecución del proyecto, García Navarrete explicó que la instalación de las placas fotovoltaicas supondrá un coste de cerca de 740.000 euros, al tiempo que agregaba: «la Junta subvencionará el 16 % del coste total«. En efecto en la 2ª mitad de la primera década del S. XXI se instalaron en el fondo norte del antiguo Campo de Fútbol “Las Vistillas” de Bedmar, conformando un Huerto Solar de 537 módulos fotovoltaicos montados sobre un total de 45 placas, que en condiciones normales pueden producir en torno a 80 kilovatios al año. También se instalaron placas solares térmicas en el Polideportivo Municipal con el fin de poder disponer de agua caliente a través de la energía solar.

Por el siguiente EDICTO, D. RAFAEL GARCÍA NAVARRETE, Alcalde-Presidente del Ayuntamiento de Bedmar y Garciez (JAÉN), hizo SABER que: “Habiendo quedado vacante el cargo de Juez de Paz titular de este término municipal, y a fin de que el Ayuntamiento de mi Presidencia pueda dar cumplimiento a lo dispuesto en el artículo 101 de la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de Julio del Poder Judicial y Reglamento 3/1995, de 7 de Junio, de los Jueces de Paz, se anuncia convocatoria pública para la presentación de instancia conforme a los siguientes trámites:

-Requisitos: Ser español, mayor de edad y no estar incurso en ninguna de las causas de incapacidad, que establece el artículo 303 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

-Plazo de presentación de instancias: Quince días hábiles a contar desde el siguiente al del anuncio de la convocatoria en el Boletín Oficial de la Provincia.

-Lugar de presentación de instancias: En el Registro General del Ayuntamiento, en horario de oficinas, o por cualquiera de los medios que señala el artículo 38.4) de la Ley 30/1992, de 26 de Noviembre”. Lo que se hizo público para general conocimiento, en el municipio de Bedmar y Garciez el 20/III/2009.

2/VII/2009: RELEVO EN LA ALCALDÍA DE BEDMAR Y GARCIEZ (Jaén), POR MOTIVOS PERSONALES (Boletín del PSOE de la Provincia de Jaén).- “Dª. Micaela Valdivia García sustituye a D. Rafael García Navarrete en la Alcaldía de Bedmar y Garciez. El actual Alcalde del municipio de Bedmar y Garciez, D. Rafael García Navarrete, presentará su renuncia el próximo lunes y será sustituido por la actual Teniente de Alcalde, Dª. Micaela Valdivia García. Según ha informado la Secretaria Local del PSOE, Dª. María Dolores Jiménez Gámez, el relevo del Alcalde se produce por razones personales y de salud, como él mismo explicó el pasado sábado en la cena anual de la Agrupación. Igualmente la Secretaria local ha querido mostrar el agradecimiento, en nombre de toda la Agrupación a la labor de D. Rafael García Navarrete, Alcalde desde el año 2003, “que ha hecho una labor muy buena y al que el partido tiene que agradecerle su buen hacer y su disponibilidad en este tiempo”.

16/VIII/2009. Relevo en la Alcaldía de Bedmar y Garciez.

-Entrevista: He aquí las Preguntas que le hemos formulado y sus respuestas, sacando tiempo de donde no lo tiene, pues su labor como administrativo y su labor social, así como del cuidado de su familia, le faltan horas al día y por ello le damos las gracias.-

-Datos personales: Familia. Edad. Aficiones. Cargos desempeñados al servicio de la administración pública y políticos…

Nací en Bedmar, el 24/X/1956, y soy hijo de Belisario y de Juana. Estoy casado con Dª. Antonia Narváez, (hija de Ildefonso y de Carmen) y soy padre de dos hijos: Rafael y Carmen García Narváez.

-Cuántos años llevas dedicado al servicio público. Fecha de tu toma de posesión como Funcionario de la Administración Local.

Mis comienzos en el Ayuntamiento de Bedmar y Garciez, fueron en julio de 1979, recién constituidos los Ayuntamientos democráticos, por lo que en julio de este año llevaré 40 años al servicio de la Administración Local, de los que 25 de ellos los he desempeñado como Administrativo, algo más de 9 años como Secretario en funciones y 6 años de Alcalde de este Municipio-, al tiempo que compaginé, entre el 29/IX/1988 y el 1/III/1994, el cargo de Secretario del Juzgado de Paz.

-Cómo fueron tus comienzos en el Ayuntamiento de Bedmar y Garciez. De la Máquina de Escribir al Ordenador. De la Fotocopia al Fax y al escáner…

Con respecto a esta pregunta podría yo decir y/o contar muchas cosas, pues han sido, como he dicho anteriormente, 40 años al servicio de los ciudadanos del Ayuntamiento de Bedmar y Garciez. Desde aquella primera máquina de escribir “Olivetti” hasta hoy con los ordenadores y la informática, se ha avanzado mucho, bastante diría yo. Entonces se guardaban copias de todo lo escrito y para lo cual disponíamos de papel calco casi siempre en dos o tres copias… Del brasero de ascuas al aire acondicionado…, pasando por los primeros ordenadores con aquel sistema, hoy ya obsoleto, los programas de WordPerfect, como tratamiento de textos, a la informática actual, de la fotocopiadora, fax y escáner, han pasado muchas cosas y la Administración Pública ha evolucionado muchísimo. Pero sabes que, toda esa evolución, ha sido un proceso de adaptación a los nuevos tiempos y como no, todo ello, ha ayudado mucho al mejor funcionamiento de los Ayuntamientos, pues les ha dotado de agilidad y de rapidez para la resolución de expedientes. Amén de esto, yo me quedo con el día a día y el trato personal con cada uno de los vecinos, cada uno con sus problemas y sus circunstancias, lo cual me ha enriquecido de manera extraordinaria durante todos estos años. El resto de cosas, bueno, hay que adaptarse a ellas, pero es más frio. No se habla, no se comenta, no se dan pareceres, no se discute (en el buen sentir), etc.

-Cómo ha evolucionado la administración pública municipal en esos años.

La administración pública, tradicionalmente, ha sido considerada como una organización gubernamental nacida de la instauración de la monarquía absoluta en el siglo XVI, al calor de la lucha emprendida por el Rey contra los señores feudales. Con el transcurrir del tiempo, la administración pública fue transformándose en una compleja organización social enraizada en el carácter político del estado, contrastando cada vez más a una sociedad civil individualista. La cabal separación del Estado y la sociedad a mediados del siglo pasado consolidó el carácter mediador de la administración pública, para poner en contacto el Estado y la sociedad. Ya constituida, la administración pública encarna las funciones generales del Estado, funciones variadísimas que van tomando, paso a paso, un carácter profesional, es decir, de una organización profesional del gobierno. El origen de la monarquía absoluta es el origen de la administración pública moderna. La monarquía absoluta que estableció los cimientos para la unidad civil de la nueva sociedad capitalista al mismo tiempo sembró las raíces materiales y políticas para la edificación de un Estado separado de la sociedad, pero en la cual se engendraría.

Las condiciones históricas, sin embargo, han variado y modificado las relaciones Sociedad-Estado y, como consecuencia, el papel de la administración pública. Dicho esto, he de decir que desde hace muchos años, vengo escuchando, el discurso de la necesidad de reformar nuestra función pública, de que nuestro modelo de función pública está agotado y de que precisa un cambio en profundidad, de que ya no vale para las nuevas necesidades que tienen planteadas nuestras Administraciones públicas. Este planteamiento es recurrir a un cambio en profundidad, a una transformación más o menos radical de la que se espera que produzca efectos positivos. Estos cambios en profundidad son poco realistas, en primer lugar porque rara vez se producen, y en segundo lugar, porque una vez producidos no suelen procurar los efectos esperados, bien porque hay que preparar a la gente para asimilar estos cambios, bien porque el diseño no se muestra tan apropiado como en principio se esperaba. La Administración pública está en permanente proceso de adaptación a las variaciones del entorno. Por ello me parece que la nueva función pública y el cambio en la Administración, deben ser un reflejo de los cambios operados en la distintas Administraciones, sin olvidar que los cambios de éstas son, a su vez reflejo de las transformaciones que se producen en la realidad política, social y económica del entorno en que se mueven. Serán, pues, los nuevos retos y desafíos que se planteen las Administraciones las que deben de servir para descubrir cuáles deben de ser las notas características de la nueva función pública.

En efecto, en nuestra realidad política, económica y social, ha habido grandes transformaciones en los últimos decenios, las cuales han producido un impacto muy profundo en nuestras Administraciones Públicas. Así, por ejemplo, vemos como en la década de los años 70 y 80 del pasado siglo, se produjo un periodo de enorme crecimiento de la Administración y del empleo público. Un régimen de función pública muy rígido, y unos procedimientos de gestión muy lentos, sobre todo en los procesos de selección, que no supieron ofrecer una solución adecuada, y la respuesta que trató de dar la Ley 30/1984, de 2 de agosto, fue tardía. Muchos de los problemas de nuestra función pública proceden de aquel período: duplicidad de regímenes jurídicos, de funcionarios y laborales, para funciones de una misma naturaleza, incorporación de personal con carácter temporal que terminaba por desempeñar funciones de carácter estructural, etc. Estos problemas han lastrado durante años el modelo de función pública y, lo que es peor, han trasladado el problema a las Comunidades Autónomas que han heredado el problema en un momento especialmente delicado como fue el de su puesta en marcha. La segunda gran transformación es la derivada del profundo proceso de descentralización que ha supuesto la puesta en marcha del Estado Autonómico, que ha alterado de modo radical la imagen y la estructura de nuestra Administración Pública y ha abierto un apasionante camino de acercamiento a los ciudadanos de las instituciones que tienen la responsabilidad de gestión de los servicios y la capacidad de decisión sobre los mismos, que está dando unos frutos magníficos.

Otro factor de transformación de la realidad al que tienen que enfrentarse las Administraciones Públicas tiene que ver con todo el fenómeno que se ha venido en llamar globalización. La creciente internacionalización que afecta no sólo a la economía, sino también a las manifestaciones sociales y culturales, determina unas exigencias de competitividad, flexibilidad y adaptabilidad para nuestras empresas, que necesitan como contrapartida de unas Administraciones públicas abiertas y flexibles que no actúen como rémora sino como impulsoras y generadoras de un entorno favorable. Los requerimientos que estas circunstancias imponen a nuestra Administración Pública son de gran magnitud, y sólo podrán cumplirse si es capaz de nutrirse de profesionales en posesión de perfiles de competencias muy exigentes, y no sólo en lo que respecta al conocimiento de idiomas, sino también a los saberes técnicos y a habilidades específicas relacionadas, sobre todo, con la capacidad de negociación en estos entornos. El esfuerzo a realizar en los procesos de emplear personal, orientados a estos perfiles y en la formación permanente del mismo en los conocimientos y habilidades específicos tiene que ser de gran envergadura, pues uno de los factores que más ha influido en la globalización, y el que en realidad la hace posible, es el de los avances producidos en las nuevas tecnologías de la información y las telecomunicaciones.

No hay que repetir, porque se ha dicho muchas veces, que estamos en las puertas de una tercera Revolución para la humanidad (la revolución agrícola y la revolución industrial serían la primera y la segunda) y las capacidades que nos aportan son innumerables: transmisión rápida de la información, acceso y disponibilidad fácil de esta información, rapidez de las comunicaciones, posibilidad de realizar transacciones telemáticas, agilizar los procesos, etc. La importancia de las nuevas tecnologías para las Administraciones públicas tiene una doble perspectiva. De un lado, en cuanto factor de mejora del conocimiento y de las relaciones económicas y de producción constituye un elemento de progreso y de estímulo del crecimiento respecto del cual las Administraciones públicas deben jugar un papel de fomento, promoviendo su expansión y creando un espacio que favorezca su creciente utilización por todos los agentes económicos y sociales, ya que las preocupaciones del ciudadano-cliente no están referidas sólo al nivel de calidad de la prestación, sino también a que éste se produzca de la manera más eficiente, o dicho de otra manera, al menor coste posible. Unos ciudadanos cada vez más autónomos y responsables, son sensibles a la utilización eficiente de los recursos públicos y no se muestran indiferentes al modo en que se gestionan los asuntos públicos y se optimizan unos recursos escasos procedentes del esfuerzo de todos.

Pese al camino recorrido, son numerosos los retos a los que todavía hay que hacer frente e importantes las barreras que hay que salvar, entre las cuales las de índole cultural son quizás las más considerables. Las declaraciones que se escuchan frecuentemente de que las mejoras en el funcionamiento de la Administración pública precisan del concurso y participación de sus empleados no son meras afirmaciones retóricas, sino que en su cumplimiento está precisamente la garantía de éxito, pues ha de advertirse que la Función Pública no constituye un colectivo homogéneo. Tenemos pues, una diversidad de Administraciones Públicas: la del Estado, la de las Comunidades Autónomas y la de las Corporaciones Locales, que cuentan con funciones públicas propias que, aunque sometidas todas ellas a un núcleo común de regulación establecido en las bases de la función pública, dictadas por el Estado al amparo de su competencia del artículo 149 de la Constitución Española, presentan en numerosos aspectos unos perfiles propios y diferenciados. En segundo lugar, existen sectores de la función pública que por la naturaleza de la actividad que desempeñan tienen unas singularidades muy marcadas. El personal docente, el personal investigador, el personal sanitario o el de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad son algunos de estos colectivos. De esta manera, ni los diagnósticos ni las soluciones pueden ser las mismas para todos y de ahí la dificultad de extraer un núcleo común sobre el rumbo que está adquiriendo nuestra función pública. Por tanto, las posibles orientaciones de una reforma de la función pública han de ser tomadas en consideración cautelosamente teniendo en cuenta dicha advertencia.

-Puedes recordar algunas de las anécdotas que te han sucedido durante tantos años en el Ayuntamiento, atendiendo al público en general. Como Secretario. Como Alcalde…

Son tantas que creo que las debo guardar en mi memoria, pues qué duda cabe de que son experiencias, que en muchos casos, me han enriquecido, tanto humana como profesionalmente, por lo que doy gracias por haber podido servir a mi Municipio, desde otras ópticas, distintas a las de mi profesión de Administrativo del Ayuntamiento de Bedmar y Garciez.

-Crees que las diferentes reformas de la Administración Local han supuesto mejoras en la atención a los ciudadanos.

Existe una conciencia generalizada de que la Administración debe adaptarse a las demandas de la sociedad del siglo XXI. En los últimos treinta años la mayoría de los países de la Unión Europea han puesto en marcha medidas de reforma de la Administración Pública y algunas de las adoptadas han estado enmarcadas en planes globales mientras que otras son muy específicas y se concentran en aspectos concretos. En general, todas ellas tienen su origen en la necesidad de contener el crecimiento del gasto en el seno de un proceso de consolidación fiscal, pero son cada vez más los casos en los que las reformas persiguen una verdadera transformación de la Administración, mejorando su eficacia, su calidad y eficiencia, para adaptarse mejor a las necesidades de los ciudadanos.

La importancia del papel de la Administración en una sociedad moderna es evidente. El estado del bienestar es uno de los pilares del sistema social de las economías europeas. Hay que prestar los servicios públicos demandados y debe hacerse con la máxima eficiencia y calidad. No hay nada más antisocial que la ineficiencia en la Administración, ya que los bienes y servicios públicos se sufragan con los impuestos de todos los contribuyentes. La reforma de la Administración parte del objetivo fundamental de mejorar la eficiencia. Una nueva forma de comunicación permanente y transparente entre la Administración y los Ciudadanos es el denominado “Gobierno abierto”, que entraña una Administración basada en los conceptos de transparencia, accesibilidad y capacidad de respuesta a las nuevas ideas y demandas de los ciudadanos, a cuyo servicio ha de estar. En definitiva, no sólo se trata de mejorar la eficiencia sino también de cambiar el enfoque de la Administración con innovaciones telemáticas, que nos den la posibilidad de hacer cosas nuevas. La reforma de la Administración en un mundo globalizado envía también un mensaje sobre la voluntad política de cambio. Las reformas en el ámbito de lo público adquieren mayor trascendencia que en el pasado y refuerzan la credibilidad del compromiso de los gobiernos en la adopción de medidas estructurales que conduzcan cuanto antes a la recuperación económica.

Al igual que no existe un modelo único de Administración, tampoco hay un patrón determinado para la reforma de la misma. Cada país que ha llevado a cabo reformas en su sector público ha seguido modelos diferentes. No obstante, casi todos ellos partían de una urgente necesidad de reequilibrar las cuentas públicas, lo que les hizo centrarse en la adopción de medidas de control del gasto, bien eliminando políticas y proyectos (presupuesto de base cero, eliminación de duplicidades, etc.), bien incrementando su eficiencia (presupuestación por resultados, centros de servicios comunes, administración electrónica, etc.). Pero la principal reivindicación de lo municipal en España había venido siendo la financiación insuficiente de los servicios prestados por las entidades locales, la inadecuación entre los recursos disponibles y los gastos derivados de la prestación de los citados servicios, que, frecuentemente, correspondían a competencias propias de otras Administraciones, por lo que a la vista de todo ello, debemos decir que los cambios que la nueva norma ha traído consigo, especialmente en materia competencial, vienen a dar respuesta a esa demanda. Asimismo, esta Ley otorga a los Ayuntamientos un peso institucional que hasta ahora no había tenido, situándonos a un nivel similar al de las Comunidades Autónomas para gestionar los servicios públicos. Además, nos va a permitir que aquellos servicios públicos que son de nuestra competencia los podamos prestar con mayor capacidad y calidad, evitando esas duplicidades y triplicidades que, desgraciadamente, estuvieron lastrando la eficiencia de las Administraciones Públicas, durante muchos años.

Finalmente decir que el papel de las Diputaciones Provinciales, tras la aprobación de la LRSAL, ha sido fundamental. En este sentido, está claro que las competencias propias de las Diputaciones Provinciales, se han visto reforzadas, al sumarse otras nuevas a las que ya tenían de coordinación de los servicios municipales, y asegurar la prestación integral y adecuada en la totalidad de su ámbito territorial. Entre estas nuevas competencias debemos destacar el fomento o, en su caso, la coordinación de la prestación unificada de servicios de los municipios de su respectivo ámbito territorial; la asunción de la prestación de los servicios de tratamiento de residuos en los municipios de menos de 5.000 habitantes, y de prevención y extinción de incendios en los de menos de 20 000, cuando estos no procedan a su prestación; la asistencia en la prestación de los servicios de gestión de la recaudación tributaria, en periodo voluntario y ejecutivo, y de servicios de apoyo a la gestión financiera de los municipios con población inferior a 20.000 habitantes; y la prestación de los servicios de administración electrónica y la contratación centralizada en los municipios con población inferior a 20.000 habitantes, como es el caso del nuestro.

-¿Está el Ayuntamiento de Bedmar y Garciez preparado para la implantación de la administración electrónica prevista para el próximo mes de octubre?

La nueva Ley de Procedimiento Administrativo Común establece el procedimiento administrativo íntegramente electrónico, con el lema papel cero. Los ciudadanos tienen derecho a relacionarse electrónicamente con las administraciones y estas tienen la obligación de dotarse de los sistemas electrónicos para hacerlo posible. La implantación de la administración electrónica en el Ayuntamiento es esencial para la modernización administrativa, porque así se mejora de forma directa la gestión y atención a los vecinos, también con la ayuda de los medios dispuestos en el programa GUADALINFO, como apoyo también al ciudadano. Sera una administración sin papeles y por lo tanto más eficiente, eficaz y transparente de cara a las relaciones con los vecinos. Se simplificarán los procedimientos administrativos reduciendo así las obligaciones repetitivas e innecesarias y ya pasadas de moda. En definitiva, creo que el Ayuntamiento de Bedmar y Garciez, como todos los demás, deberán de diseñar un plan estratégico para la implantación de la administración electrónica.

El nuevo escenario que se le viene encima al Ayuntamiento de Bedmar y Garciez, para la implantación de la Administración electrónica, va a exigir una redistribución de las tareas y funciones de los empleados públicos, que se deberá reflejar en una revisión de una nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT) acorde a una nueva administración moderna que favorezca la carrera administrativa. En esta línea, el Ayuntamiento de Bedmar y Garciez, está dando pasos agigantados para poder llegar a la administración electrónica, con la ayuda de la Diputación Provincial, mediante convenios aprobados, a través del programa MOAD, el cual ésta poniendo todos los medios a su alcance para que todos los municipios lleguen, aunque no sé si en la fecha prevista. La Ley de Racionalización y Sostenibilidad aprobada por el Gobierno central, le da competencias a las Diputaciones para la prestación de los servicios de administración electrónica a los municipios de menos de 20.000 habitantes, aunque la llamada “Ley Montoro”, que limitaba la capacidad de acción de los Ayuntamientos, recorta las capacidades de gasto y nuevas contrataciones de personal y en la atención a las necesidades sociales básicas y de programas y servicios.

Nos estamos adaptando a los tiempos de ahora, que con este sistema creo que será mejor y no habrá tanto papel. Recibimos Cursos para poder adaptarnos mejor a este inmenso mundo informático, pero quisiera destacar una cuestión, se legisla muy rápido para los pocos recursos -(económicos materiales y personal)- de los que se dota para acometer estos y otros servicios. No les queda a los Ayuntamientos pequeños, como el nuestro, más que agarrarse a estos movimientos informáticos, intentando formar a los empleados de que dispone o contratando personal adecuado y titulado -(técnicos)- para estas y otras muchas competencias y de ahí la falta de recursos para ello.

-A lo largo de tu vida has formado parte de colectivos socio-culturales y políticos, dinos cuáles y que recuerdos guardas de aquellos momentos que forman ya parte de la Historia de nuestro municipio.

Creo que siempre que una persona se suma a otra mucha gente para formar parte de los distintos Colectivos socio-culturales de su entorno o fuera de él, enriquece mucho a las personas y a la sociedad, siempre que éstas den todo lo que tienen. Todo ello queda reflejado y recogido en la historia, y, en este pueblo, he de decir que ha habido y hay una tradición notable de historia cultural y colectiva. Como prueba de ello, señalaré que, desde aquellos comienzos con la Asociación Socio-Cultural “Aznalmara”, hasta la actual “Bedmar Debate”, colaborador de esta Revista “Torreón de Cuadros”, pasando por las diversas Comisiones de participación ciudadana, de cultura, etc., han mirado siempre por el bienestar de la gente de nuestro pueblo, con un solo objetivo, que no se perdiera nuestra cultura, nuestro espacio histórico, que lo tiene, como bien lo ha acreditado nuestro Cronista Oficial, entre otros/as, trabajando de forma altruista, en la consecución de ese objetivo esencial de mejorar en todo lo posible a nuestro Pueblo.

Y políticamente, como militante del PSOE-A, que soy, he formado parte de la Ejecutiva Local, en temas relacionados con la política municipal y también he ejercido como Secretario General, pero aun así, ceo que mi trabajo desde que me afilié a este Partido político, ha sido constante, y siempre que me han pedido opinión y ayuda, la he dado y la sigo prestando, respectivamente.

-Y del Proyecto “Saharaui”, del que tan integrado te encuentras, ¿qué nos tienes que contar?

Bueno, en esta cuestión, está toda mi familia implicada, pues creemos que en este gran proyecto de ayuda al pueblo saharaui, desplazado de sus tierras por Marruecos y con el beneplácito de España, refugiados en campamentos distribuidos dentro del territorio de Argelia, en Tinduf, la situación del pueblo saharaui sigue siendo de emergencia cuatro décadas después, lo que pasa es que el ser humano, y en concreto los saharauis, se adapta a cualquier circunstancia y ellos llevan unas cuantas generaciones creciendo y muriendo en el desierto. Viven en la zona más dura del Desierto del Sahara, la llaman la “hamada argelina”. Dependen siempre de la ayuda humanitaria y lo más grave, es la falta de dignidad. No tienen una patria, no tienen una tierra, están ahí de prestado y ellos lo saben, pero nadie los quiere en ningún sitio, a pesar de las Resoluciones de la ONU.

Y, por todo ello, y sin querer entrar a explicar toda su Historia desde el año 1975, mi familia participa en los distintos proyectos que hay definidos dentro de la Asociación de Amigos del Sahara libre de la provincia de Jaén, con sede en Linares, de la cual comenzamos a traer un niño del programa “VACACIONES EN PAZ”, niños procedentes de estos campamentos que vienen a España y otros países, con el fin de que, en primer lugar, pasen una buena revisión médica en todos los aspectos, y luego tengan una buena alimentación y puedan disfrutar de todas estas nuestras cosas que allá es imposible de disfrutarlas. Así lo llevamos haciendo desde hace bastante tiempo y ya son cinco los niños de los que hemos podido disfrutar de ellos en nuestra casa.

De igual modo he de señalar, con toda justicia, que la que más se implica es mi mujer, sobre todo en el tema de hacer campañas para la recogida de alimentos y otros enseres que son necesarios para el normal desarrollo de la vida diaria en dichos Campamentos. Unas campañas de las que nos sentimos orgullosos y MUY AGRADECIDOS por el gran apoyo que siempre hemos recibidos de las buenas y generosas gentes de Bedmar. ¡Gracias!

Asimismo, quiero resaltar también, que mi hijo lleva ya cuatro años realizando un programa denominado SAHARA SENSIBLE, dentro de la Asociación Amigos del Sahara Libre, coordinándolo y cuyo objetivo principal es la integración de las personas con diversidad funcional en la sociedad saharaui, utilizando como herramienta de trabajo la sensibilización en el ámbito académico y familiar. A tal fin realizan actividades en los Colegios con los niños y niñas para que conozcan otras formas de ser y de vivir en esta vida, al igual que en los Centros de Educación Especial y con las familias que tienen niños con diversidad funcional. Un Programa del que el Ayuntamiento de Bedmar y Garciez es co-financiador.

Termino esta respuesta dando ánimo a todas aquellas personas que se encuentren con ganas de ayudar a estos hermanos y hermanas saharauis, para que se hagan participes del programa VACACIONES EN PAZ, y puedan tener un niño o niña en su casa durante la temporada estival, “solo dos meses”.

-Alguna cosa más que quieras decirles a tus paisanos…

Nada más y muchas gracias por vuestra atención.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje