EXPOSICIÓN PERMANENTE DE JOSÉ GORDILLO SÁNCHEZ (1888-1972)

POR MANUEL GARCÍA CIENFUEGOS, CRONISTA OFICIAL DE MONTIJO Y LOBÓN (BADAJOZ)

El Centro Cultural “Gómez Sara” de Fuente del Maestre (Badajoz) acoge esta exposición permanente de este ilustre hijo de la villa fontanesa. Comenzó sus estudios de pintura al óleo en la Escuela de Artes y Oficios de Badajoz; dirigida entonces por Adelardo Covarsí (1885-1951); pero será posteriormente en la Escuela de Artes e Industrias y Bellas Artes de Sevilla con el profesor José García Ramos donde desarrolló plenamente sus facultades.

EN LA EXPOSICIÓN IBEROAMERICANA DE SEVILLA

Fue amigo y contemporáneo de los pintores extremeños Adelardo Covarsí, Eugenio Hermoso, Juan Caldera, Eulogio Blasco y Timoteo Pérez Rubio, entre otros. José Gordillo Sánchez fue premiado con Diploma en el Premio Felipe Checa en 1911 y en la Exposición Iberoamericana de Sevilla, en 1929, con su lienzo “Las Aguadora”. Participó en varias exposiciones, consiguiendo multitud de reconocimientos. Fue miembro de la Sociedad de pintores y escultores de Madrid.

José Gordillo Sánchez destacó por su talento y habilidad artística, mostrando su soñadora visión del mundo desde su casa y sin salir de la Fuente del Maestre, el pueblo que le vio nacer, en el que vivió siendo fiel a sus raíces. José Gordillo fue ebanista, dibujante, decorador, restaurador, fotógrafo, operador de cine, empresario, músico, pero sobre todo fue un pintor notable de la escuela realista extremeña.

FUNDACIÓN JOSÉ GORDILLO

El 1 de julio de 2015 se creó la Fundación José Gordillo, propiciada por sus hijas Rosario, Matilde y Ascensión, donando el total de las obras que su padre les legó; además de las obras heredadas de su hermano Juan. Por cuestiones de edad de las fundadoras, han sido las hijas de Rosario las que toman el testigo y ponen en marcha este proyecto con la importante ayuda, colaboración y patrocinio del Ayuntamiento de Fuente del Maestre que ha adquirido la propiedad de la obra “Charquina y la abuela Curra” para la exposición permanente.

El pintor fontanés fue un hombre humilde, cariñoso, modesto y profundamente religioso. Se sintió atraído por los rincones místicos de iglesias y capillas, pintándolos con gusto. José Gordillo fue generoso, donó varios lienzos a los conventos franciscanos de Loreto, Fuente del Maestre y Santo Cristo del Pasmo de Montijo, con la efigie de San Francisco.

SU OBRA

Su pintura es verista, ajustada a la realidad y a los modelos. En su obra predominan retratos de personajes extremeños, gente humilde de pueblo, con atuendos que miman los detalles realistas, resultando ser estampas de la vida rural en los que refleja las costumbres de la época. Practica el arte del bodegón con productos de la huerta, escenas de caza, platas y flores. Escenas y paisajes costumbristas, para los que emplea colores suaves y atemperados.

Su hija Matilde Gordillo Córdoba (1924-2018), profesó como hija de Santa Clara de Asís, estuvo en el convento de Palma del Río (Córdoba) y en el del Santo Cristo del Pasmo de Montijo (Badajoz), siendo abadesa durante nueve trienios, más uno que renunció al oficio, a los que hay que sumar cuatro trienios de vicaria.

Recomiendo visitar esta exposición que puede verse en el Centro Cultural “Gómez Sara”, en la calle Corredera número 3, de Fuente del Maestre. En ella se muestra el arte y la sensibilidad de un hombre sencillo, modesto, sufrido, honrado y trabajador. Un notable pintor.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje