UN GEORADAR TERRESTRE BUSCA LA ANTIGUA FORTIFICACIÓN EN EL SUBSUELO DE LA AVENIDA MARÍTIMA DE LA PALMA (CANARIAS)

A PARTIR DE DATOS FACILITADOS POR EL CRONISTA OFICIAL DE SANTA CRUZ DE LA PALMA, MANUEL POGGIO, “LA CONSTRUCCIÓN DE LA AVENIDA MARÍTIMA, A PARTIR DE 1950, DERRUYÓ DEFINITIVAMENTE AQUELLOS MONUMENTOS DEL PASADO Y SOTERRÓ UNA PARTE DE LAS VIVIENDAS EMPLAZADAS A LO LARGO DE NUEVA VÍA”

Imagen del georradar en uno de momentos de su intervención en la calle trasera del Cabildo. / DA

La empresa Aplicaciones Geofísicas Insulares desarrollará esta búsqueda hasta el próximo jueves y antes de que den comienzo las obras de remodelación de esta vía central de Santa Cruz de La Palma, abierta al tráfico desde 1950.

Desde ayer y hasta el próximo jueves, la empresa Aplicaciones Geofísicas Insulares, trabaja con un georadar de penetración en tierra en la localización de la antigua fortificación bajo el subsuelo de la Avenida Marítima, un trabajo imprescindible para dar inicio a las obra de remodelación y mejora de la Avenida Marítima de la capital palmera, que con una inversión de 1,5 millones de euros, logrará una imagen nueva y moderna, mucho más accesible para la vía del frente litoral de Santa Cruz de La Palma después de 60 años, eso sí, ahora trazando en el suelo la “huella” de la antigua muralla defensiva que protegía el frente marítimo de la ciudad.

Tal y como recuerda Alberto Cabrera en su publicación “Arte y Sociedad”, en la revista de investigación del mismo nombre y a partir de indagaciones y datos facilitados por el cronista oficial de Santa Cruz de La Palma, Manuel Poggio, “la construcción de la avenida Marítima, a partir de 1950, derruyó definitivamente aquellos monumentos del pasado y soterró una parte de las viviendas emplazadas a lo largo de nueva vía, las cuales, han quedado desde entonces a casi un metro por debajo del nivel de la nueva calle. Además, las directrices de ordenación urbana emanadas desde el consistorio municipal alentaron tanto de la destrucción de magníficos ejemplares de la arquitectura tradicional como el levantamiento posterior de los nuevos edificios de planta y que se construyeron de acuerdo a una nueva línea que adelantaba en varios metros el viejo perímetro urbano”. Es justo en la calle trasera a la fachada del Cabildo, la Álvarez de Abreu, donde ayer se interrumpía el tráfico para comenzar los trabajos de este GPR o radar inferior, utilizado para detectar estructuras por debajo del nivel del suelo.

Los trabajos se iniciarán en la calle trasera del Cabildo, la Álvarez de Abreu, en el callejón de los taxis, y luego se actuará en un lado y otro de la Avenida hasta El Puente. El proyecto incluye una mejora importante de toda la avenida con instalaciones y pavimento nuevo, ya que el estado actual de la misma es muy precario, sobre todo el de la acera más pegada al mar. El proyecto afectará a 11.254 metros cuadrados y supondrá la urbanización y reordenación desde el entorno del Cabildo hasta la Avenida de El Puente. Contempla la reestructuración del sistema viario, que pasará a tener un solo carril en cada sentido. Se mantendrá el tráfico rodado para facilitar el acceso a la sede del Cabildo, se aumentarán los espacios libres vinculados a la nueva playa y se ejecutará un carril bici, mientras que las aceras y la calzada de la Avenida Marítima se dispondrán al mismo nivel y se aumentará la superficie destinada a espacios libres públicos.

Fuente: https://diariodeavisos.elespanol.com/>- EUGENIA PAIZ

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje