PUERTAS DE LAS SALESAS

POR PEPE MONTESERÍN, CRONISTA OFICIAL DE PRAVIA (ASTURIAS)

Las puertas del Centro Comercial Salesas, según accedemos por General Elorza, son de doble batiente, es decir, de vaivén, abren empujándolas por fuera o por dentro. Cuando alguien se acerca para entrar puede ocurrir que otra persona salga y le dé con la puerta en las narices, o alguien acaba de precedernos y al cerrarse la hoja tras él se pasa de quicio y nos golpea cuando nos acercamos tan campantes; pocas bienvenidas habrá más desagradables que ésta de las Salesas que nos recibe a portazos, y pocos adioses tan groseros, que nos dan con el bastidor en el culo, como en las cantinas del Far West o en las cocinas de los restaurantes. Nada que ver con la Orden de la Visitación, conocida como salesas (fundada por Francisco de Sales) y también “visitandines”, porque salen con frecuencia a visitar a pobres y enfermos; dicho convento, que existió en ese solar, acogía con el mayor mimo a sus postulantes. Hoy no es el caso.

Fuente: https://www.lne.es/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje