PEÑA GOLOSA

POR PEPE MONTESERÍN, CRONISTA OFICIAL DE PRAVIA (ASTURIAS)

Enviado especial de mis ansias, subí Penyagolosa (1.815 m.), techo de Castellón; dejé atrás, además de Oviedo, almendros, olivos, carrascales, algarrobos, pinos y una suerte de “corros”, cabañas de piedra de falsa bóveda, parecidos a los asturianos. De Vistabella del Maestrazgo (escenario de las Guerras Carlistas) fui al santuario de Sant Joan, por la falda norte de la montaña pasé La Regunta, La Antona, Lloma Vela, Ventisqueros de Fraga, Caseta de L’Ombría y alcancé la cumbre, con abismos al sur y el Mediterráneo a 40 kilómetros. Me guió gente del lugar y comimos de retirada en Vistabella, en el bar El Dau; el dau es un término del juego de pelota valenciana que alude al cuadrado donde tiene que botar la pelota cuando se realiza el saque. De saque bien: comí carrilleras, buen vino y me abstuve de telenoticias; esta semana centro mi entusiasmo en no confiar en otras promesas que las que yo me hago y otras piernas que las mías.

Fuente: https://www.lne.es/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje