MENESTRA EN LA PRIMAVERA COLUNGUESA

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS)

La primavera, la que la sangre altera, es causa de curiosos cambios en la naturaleza: nace la hoja, florecen plantas y árboles, cantan y cortejan los pájaros al hacer sus nidos y luego cuidar de sus crías, la Iglesia celebra el «mes de la flores» y se engalana con la parafernalia de las Primeras Comuniones, la política abre puertas a las negociaciones y a los cambalaches…En fin, ¿qué les voy a contar que no sepan, vivan y comenten?

Pero, además de todo eso, la primavera asturiana es dadivosa en sus obsequios de huerta: arbeyinos, fabones de mayo, patatines nueves, alcachofines, vainilles (que son judías verdes), coliflores…

¡Dios mío, qué tentación de menestra!

En 1853 el catedrático don Pascual Pastor y López, en su libro «Memoria Geognóstico-Agrícola sobre la Provincia de Asturias» afirmaba que la zona central asturiana «es la más favorecida en hermosos valles, abunda de maiz, papatas, nabos, berzas, repollos, coliflor, arvejo, fresas exquisitas…»

En ese mismo sentido, aunque centrando la descrición en el concejo de COLUNGA, el coronel lastrín Juan Antonio Suárez- Robledo Victorero se expresa así en su «Descripción Geográfico-Histórica del Concejo de Colunga», libro con data de 1837:

«Las huertas producen todo género de hortalizas y legumbres, según el genio y gusto de sus dueños…Las que más comúnmente se cultivan y sirven para legumbre de los labradores y gentes de la jurisdicción son las Berzas de varias clases, Arbejos o guisantes, Habas, Cebollas, Ajos, Nabos y más que todo Patatas…»

¿Y qué es una MENESTRA?

El diccionario nos informa que antiguamente esta palabra refería una «ración o plato de legumbres»; después, pasado el tiempo y restringido el concepto, se aplicó al «rancho que se servía a la tropa en los cuarteles y a los presidiarios en las cáceles».

Precisamente en este sentido deben entenderse las palabras de Jovellanos cuando estuvo preso en Mallorca: «Con buen fondo de salud, que el régimen, el uso de menestras y frutas, buen sueño y buen ejercicio… tiene usted el compendio de la vida interior y exterior que hago…».

Actualmente la MENESTRA refiere «una comida en que se mezclan diversas hortalizas y verduras cocidas, servidas sin caldo. Suele añadirse trozos de carne o de jamón».

COLUNGA, mañana sábado y pasado mañana, domingo, celebra, por iniciativa de la Asociación de Empresarios, su Primera Fiesta de Primavera.

Y yo, orgulloso de ello, lo celebraré con una MENESTRA A MI MODO.

Se cuecen por separado (es decir, cada hortaliza en su cazuela con agua y sal) estos ingredientes:

.- 300 g de arbeyinos, desgranados previamente, y sus vainas a las que se eliminó la «telilla» interior;

.- 200 g de fabes de mayo (fabones) ya desgranadas y eliminado el tegumento que recubre cada semilla;

.- 150 g de vainilles (judías verdes), troceadas;

.- 6 corazones de alcachofas muy tiernos;

.- 300 g de patatines nueves, pequeñas y redondinas.

También pueden freírse a modo de «patatos» y no cocerlas;

.- 3 zanahorias cortadas en dados o en rodajas.

Ya cocidas estas verduras, y escurridas, se llevan a una cazuela, mezclando bien unas con otras y aderezando el conjunto con un sofrito de cebolla y ajo, picados, al que se sumó un poco de caldo de carne. La menestra ha de quedar jugosa (no caldosa). Da unos hervores, reposa y se sirve en fuente blanca adornando con puntas de espárragos, trozos de huevo cocido y fritos de coliflor.

¡Oiga!. ¿Y no lleva un poco de jamón con el sofrito? ¿Y además un poco de carne guisada, y troceada en menudo?

Pues, miren ustedes, si les parece bien, pues sí. Recuerden lo que siempre digo:

«En cuestiones de gustio
nadie dispute;
que para ser de gusto
basta que guste»

Ya lo saben, sábado y domingo en Colunga. O, de otro modo, sábado en Colunga y domingo en Torazo (Cabranes) que hay BORONA PREÑADA DE FORNA.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje