L’ESMORZARET

POR PEPE MONTESERÍN, CRONISTA OFICIAL DE PRAVIA (ASTURIAS)

En mi promoción de La Mar de Oviedo por la Comunidad Valenciana, a la hora del almuerzo (l’esmorzaret), cita imprescindible a media mañana en torno a bocadillos de carne de caballo, jamón a la plancha con cebolla, huevos fritos, escalibada…, mis compañeros alternaban a conveniencia los idiomas oficiales; me explicaban que tenían un chip intuitivo para dirigirse a su interlocutor en el idioma en que se conocieron; uno podía dirigirse a su esposa en castellano, aunque fuera valenciana y hablara mejor que él ese idioma, ella a los amigos de su esposo en valenciano, conmigo en castellano, y así en la mesa fluía la polisemia según la costumbre y a gusto del consumidor. El bilingüismo se usa allá para entenderse y yo propongo importar su filosofía extrapolado a los ideales, al menos dos, izquierda y derecha, y así empatizar con el sentimiento y sensibilidad de cada cual, aunque sea un ratín, mientras dura el almuerzo.

Fuente: https://www.lne.es/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje