CRÓNICA DE MONTORO

POR JOSÉ ORTIZ GARCÍA, CROISTA OFICIAL DE MONTORO (CÓRDOBA)

En el día de hoy, Montoro se acerca un poco más a su cincuenta aniversario de su Declaración como Conjunto Histórico Artístico. Fue un 6 de junio de 1969 cuando por DECRETO 1230/1960 se aprobó tal distinción indicando que la misma se otorgó a la localidad y a sus vecinos por su amplia y antigua historia (población que desde época prerromana ha sido habitada de forma ininterrumpida), por su rico patrimonio artístico y arquitectónico, así como por su fisionomía de pueblo de calles empedradas y angostas repletas de casas blancas.

También se destacó el papel serpenteante del Guadalquivir a su paso por la localidad (Declarado Monumento Natural en 2011 y donde se llevan actos del limpieza y recogida de basuras – como el de ayer por la Asociación en Defensa del Patrimonio histórico y natural de Montoro en colaboración de otras personas y asociaciones desinteresadas como la juvenil «Agora» -).

Su Plaza Mayor, torre de San Bartolomé o Puente, labrado en la «característica piedra roja de la comarca», refiriéndose a la molinaza, así como portadas de iglesias, escudos, blasones, casas porticadas, patios andaluces y un largo etcétera, que según el ministerio del momento indica: «…forma un valioso conjunto, merecedor de ser protegido, mediante la oportuna declaración monumental de modificaciones ocasionales que pudieran alterarlo esencialmente».

El 23 de junio se publicó en el BOE, siendo el 24 de ese mismo mes cuando entró en vigor la declaración de forma definitiva, momento en el que se cumplirá medio siglo de antigüedad de tal designación.

Para completar el texto he querido colocar dos fotografías que nuestro querido Pedro Majuelos Martos (DEP) me entregó para que usara de ellas, e incluso una de ellas sirvió para ilustrar un cupón de la ONCE con motivo del Bicentenario del Título de Ciudad en 2008.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje