LOS GIRASOLES DE VAN GOGH COMPLETAN SUS BROCHAZOS

POR MANUEL GARCÍA CIENFUEGOS, CRONISTA OFICIAL DE MONTIJO Y LOBÓN (BADAJOZ)

A media mañana, junto a la carretera, sonríe la pita y la chumbera. Habla junio cuando llega a su meridiano. El tiempo esculpe su destino. Cadencioso y lento llega el verano. Ayer fue San Antonio, pronto San Luis, San Juan, San Pedro y San Pablo. En otros tiempos las pantallas de los cines de verano (La Concha, Salón Moderno, Emperatriz, Palmera y Avenida) comenzaban a encalarse de blanco, donde correteaban lagartijas y salamanquesas, para que los héroes, los buenos y los malos hicieran de las suyas. Mientras, los jazmineros ponían un fresco toque de olor nocturno con sabor a verano.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje