LAS MORTERAS

POR PEPE MONTESERÍN, CRONISTA OFICIAL DE PRAVIA (ASTURIAS)

A cuatro patas, contando mis bastones, subí el sábado a Las Morteras. Mortera, de morteiru, suele aludir a túmulos y necrópolis. Salí prontín de mi Muy Canteli, desayuné en el Cela, Belmonte, descollé sobre las nubes en el Auteiro, El Valle de Somiedo; de Casa Dolores salí con Modesto hacia el Veneiro, rodeamos los agudos Esperones hasta la braña Murias Tchongas, alcanzamos las Morteras (en el buzón de cumbre tarjeta de Manuel Piquero Villa, del Club Jultayu, y de Dan García, de Luarca), con la mejor vista de rebeco al lago del Valle y a las otras Morteras, la alucinante extensión de “túmulos” al norte de la Orniz, y bajamos por Vatsemorteras, falda oriente de la peña de Miro, entre flores como luceros del alba, el cielo a mis pies: Androsace villosa, Globularia, Gentiana, Cardus Emminus primorosus, Vulneraria, Geranium palustre, Rhinanthus Electrolophus, Saxífraga… Túmulos y pétalos, pasado y porvenir, muerte y resurrección.

Fuente: https://www.lne.es/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje