EL RINCÓN DEL PADRE DIMAS

POR MANUEL GARCÍA CIENFUEGOS, CRONISTA OFICIAL DE MONTIJO Y LOBÓN (BADAJOZ)

Seguro que aún queda el recuerdo entre muchos montijanos del inolvidable Dimas de la Fuente Alcón, el padre Dimas, con su portentosa voz en la tómbola: “Don Vicente, no pase indiferente; don Adelardo, no pase usted de largo; doña Luisa no pase usted deprisa. Esta tómbola ha triunfado en la Feria de Sevilla, en la de Jerez y se presenta en Montijo por quinta vez. Hoy estamos trabajando a beneficio del padre Dimas”. ¡Premio al 22! Tuvo una portentosa voz “qué buen locutor de radio hubiera sido”; voz de fuerte timbre, grave reposada y correcta pronunciación”. Llegó a Montijo con sus hermanos en 1946. Adaptó su caseta de tiro por una tómbola en 1960. Su otra pasión fue su fidelidad por el Real Madrid.

Cedió su oficio de feriante por el de la gastronomía y abrió un bar-restaurante al que tituló con el mejor de los nombres posibles “El Rincón del Padre Dimas”. En el Campo de la Iglesia, en 1981 cambió la tómbola por su popular “Rincón”. Y ahí fue donde Pepe Valadés, de la mano de Dimas, comenzó a formarse en los fogones, luego llegó Jonhy y el Catering Vía de la Plata. Cierto es que Pepe, el discípulo, superó a Dimas, su maestro, que ahora le aplaude desde el cielo.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje