LA HUMEDAD DE LA COLEGIATA DE PRAVIA (ASTURIAS) PONE EN PELIGRO EL ÓRGANO BARROCO • EL ARQUITECTO ENCARGADO DE LA RESTAURACIÓN EXPLICA PÚBLICAMENTE LOS GRAVES DAÑOS DE LA TORRE Y DEL TEMPLO

EL PÁRROCO, MIGUEL ÁNGEL GARCÍA Y EL CRONISTA OFICIAL, PEPE MONTESERÍN HACEN UN LLAMAMIENTO A LOS VECINOS PARA QUE CONTRIBUYAN ECONÓMICAMENTE

Asistentes al acto del sábado. / Lucía Martínez

La humedad está causando graves daños a la colegiata de Pravia y pone en peligro la conservación del órgano barroco. Así se destaca en el análisis del estado del templo realizado por el arquitecto Werner Durrer, encargado de la restauración de la torre. Este sábado pasado la parroquia organizó un acto público para sensibilizar a los vecinos del estado del templo y solicitar ayuda, ya que esta primera fase tiene un coste de 80.000 €, de la que el Principado aportará 22.500 euros y el Arzobispado 7.500 €.

El estudio del arquitecto destaca los graves daños de la madera de la cubierta, de sus vigas y de las 17 cabezas de viga “gravemente afectadas por hongos y xilófagos”. Asimismo señala que los muros de mampostería tienen un “deterioro avanzado” ya que las juntas entre las piedras “no resistieron el paso del tiempo lo que ha provocado filtraciones de agua hacia el interior de la iglesia, afectando también a la zona del órgano barroco. La humedad también está afectando al falso techo, al mobiliario del coro y a la decoración. Además, señala el estudio técnico, existe una chapa de amianto en la cubierta “que tiene que ser urgentemente restituida”. Por otro lado también están muy deteriorados la estructura de forjados y la escalera de acceso a la torre.

El pasado sábado, con asistencia de numeroso público, se celebró delante de la Colegiata un acto público en el que participaron, además del arquitecto, el párroco Miguel Ángel García, el cronista oficial Pepe Monteserín y la concejala Valle Iturrate. Una vez dentro del templo se ofreció a los asistentes una explicación sobre las joyas de la Colegiata a cargo de la experta en arte Yayoi Kawamura. También tuvieron lugar varias interpretaciones musicales.

Tanto el párroco como el cronista de Pravia solicitaron el apoyo de los vecinos para poder afrontar todos los gastos de la restauración. Para ello se ha abierto una cuenta en un banco a nombre de la Asociación de Amigos de la Colegiata de Pravia. Además se venderán camisetas y chapas para recaudar fondos.

Fuente: http://lainformacionbn.es/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje