CUENTAN LAS CRÓNICAS ANTIGUAS

POR MANUEL GARCÍA CIENFUEGOS, CRONISTA OFICIAL DE MONTIJO Y LOBÓN (BADAJOZ)

Corría el año 1946 y la gran guerra declinaba. Habían quedado en el recuerdo tardes de gloria del C.D. Montijo en “Los Cabaderos”, cerca de la estación de ferrocarril, en 1922. Aflora, en la memoria, un tren lleno de seguidores con el sentimiento de animar y celebrar el triunfo perpetrado al poderoso equipo y fuerte rival de la ciudad romana de Mérida.

DEL C.D. MONTIJO AL MONTIJO F.C.

Aquel equipo dio el relevo al Montijo C.F. que surgió a comienzos de los años treinta del siglo XX. Les bastó un recinto cercado de tablas, frente al Matadero Municipal, para que volviesen las tardes de pasión y gloria deportiva, identificados en los colores rojo y negro. Allí supieron manejar el balón, entre otros, futbolistas de la talla de Candado, Paquino, Vila, Melara, Pardal, Luis, Jiménez, Cortés, Ruiz, Calle y Cecilio Rodríguez. La incivil guerra que sufrimos los españoles fue la causa para que este equipo desapareciese, tras haberse enfrentado a la élite del fútbol extremeño, a clubes de renombre de la competición nacional y a poderosos equipos del hermano Portugal.

U.D. MONTIJO

Fue entonces, en ese año de 1946, tras haberse disputado un campeonato local con cuatro equipos bajo los nombres del Arena, la Pana, el Cemento y el Águila, aquellos hombres buenos del deporte decidieron que sólo era suficiente un equipo. Que así fue como ellos fueron los fundadores y padres de la U.D. Montijo, con un claro objetivo: emular y superar al desaparecido Montijo F.C.

El nuevo club trajo, bajo el mecenazgo de Gómez Bravo, en el campo de Santa María, frente a las bodegas de la Puerta del Sol, hoy Colegio Príncipe de Asturias, tardes de gloria, aliviando con ello las necesidades y apreturas, en años en los que hubo que curar y restañar heridas.

Chivovi, Valerio, Lozano, Abengoa, Lolino y Calle. Maldonado, Uría y Miguelito, fueron algunos de los jugadores que supieron transmitir pasión deportiva a una afición ávida de buen juego, goles y triunfos. No duró mucho aquel ilusionante proyecto. Mantener la profesionalidad de muchos de sus jugadores se hizo inviable económicamente, aunque la afición por el fútbol no decayó y siguió por otros caminos tomados, entre otros, por el C.D. Morante, El Español, Mercury, Santos, Némesis, Club 09, Amistad, Juvenil, Hércules a Invecosa.

45 AÑOS DE LA REFUNDACIÓN DE LA U.D. MONTIJO (1974-2019)

Tras un intento fallido de refundar la U.D. Montijo, llegó, en 1972, la construcción del Campo Municipal. Dos años más tarde, el 29 de julio de 1974, en una Asamblea que se celebró el salón de baile de Miguel Cuéllar, fue elegido presidente Emilio Macarro Rodríguez, militando el primer equipo de la U.D. Montijo en Primera Regional.

En poco menos de tres años el equipo estaba en Tercera División, en una fase de ascenso memorable al derrotar al equipo vasco del C.D. Lagun Onak de Azpeitia (Guipuzcoa).

Desde entonces, muchos han sido los acontecimientos por los que ha pasado el club rojinegro. En el recuerdo quedan partidos de la Copa del Rey frente al Rayo Vallecano y la Real Sociedad, disputado en octubre de 1986, año en el que el conjunto donostiarra, con varios internacionales, fue el campeón de esta competición.

El equipo vasco, dirigido por John Benjamín Toshack, tan solo lograron hacerle un gol, de no correcta ejecución, al equipo montijano que entonces dirigía Paco Cordero, ante el nefasto y partidista arbitraje del onubense Abilio Caetano Bueno, alías el malo.

La nómina de presidentes, directivos, técnicos, jugadores, personal auxiliar y colaboradores es amplía, cuarenta y cinco años han dado para mucho.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje