CILNIANA ENTREGA LOS PREMIOS DE SU PRIMER CONCURSO DE FOTOS

CATALINA URBANEJA, CRONISTA DE ISTÁN (MÁLAGA), EXPLICÓ QUE EL FALLO DEL JURADO. «DESDE EL JURADO QUERÍAMOS UNA FOTOGRAFÍA QUE PLASMASE EL PENSAMIENTO Y LA VISIÓN DEL MONUMENTO POR PARTE DEL FOTÓGRAFO»

La primera edición del concurso Cilniana de Fotografía Digital Arqueológica de la Costa del Sol ya tiene ganadores. Una treintena de fotógrafos profesionales y amateurs participaron en esta edición, que ha repartido un total de 500 euros en premios. Cilniana, asociación en defensa, protección y difusión del patrimonio arqueológico y cultural de la Costa del Sol, con 20 años de experiencia a sus espaldas, anunció el pasado mes de mayo su primer concurso de fotografía.

El objetivo de este nuevo concurso no ha sido otro que el de cumplir con la vocación de la asociación. «Hemos entendido que una buena forma de difundir y proteger el patrimonio es organizar un concurso de estas características», explicó el director de la asociación, Francisco de Asís. Esta idea fue subrayada por la directora general de Cultura, Enseñanza y Patrimonio, Carmen Díaz, que destacó la importancia de esta iniciativa. «Ha sido una idea brillante por parte de Cilniana ya que se hace una mayor difusión y conocimiento del patrimonio y además fomenta la creatividad entorno a la fotografía digital». Asimismo, Manuel Cardeña, consejero delegado de Acosol, entidad que ha patrocinado los premios, mostró su apoyo al trabajo de la asociación.

El concurso ha tenido una alta participación, con más de una treintena de fotógrafos profesionales y principiantes que han presentado en total unas 62 fotografías. De las que tan solo dos han sido las premiadas.

El fallo

El jurado compuesto por profesionales del mundo de la fotografía y de la arqueología dejó desierto el primer premio. Los ganadores del segundo y tercer galardón fueron Kris Grof y Rafael Galán, respectivamente.

Kris Groof con su fotografía ‘Ermita de la Vera Cruz’ pretendía «mostrar la belleza del pueblo más bonito de la provincia». Asimismo, Rafael Galán también se inspiró en un monumento de Casares. «La Torre de Sal es mágica», relató.

Catalina Urbaneja, cronista de Istán, doctora en Historia Moderna y colaboradora del Diario SUR, explicó más detalladamente el fallo del jurado. «Ha sido una decisión muy meditada, había muchas fotografías realizadas con dron. Desde el jurado queríamos una fotografía que plasmase el pensamiento y la visión del monumento por parte del fotógrafo».

Fuente: https://www.diariosur.es/ – MARÍA GONZÁLEZ

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje