MI PRIMERA TOMA DE CONTACTO CON LA NUEVACORPORACION MUNICIPAL DE MALANQULLA (ZARAGOZA)

POR ANTONIO SÁNCHEZ MOLLEDO, CRONISTA OFICIAL

Hace unos días tuve ocasión de participar en una reunión, en compañía de Miguel Ángel Solá y Javier Martínez, con la nueva corporación municipal de Malanquilla surgida tras las últimas elecciones.

Aprovechamos la oportunidad para presentar formalmente el anteproyecto de creación del Sendero cultural denominado «Sendero del agua, de la nieve y del viento, de Malanquilla» y, en honor a la verdad tengo que hacerme eco de la magnífica disposición y receptividad de los integrantes del ayuntamiento.

Lejos parecen haber quedado ya los avatares que dieron al traste con las buenas intenciones y algunos proyectos del equipo de gobierno anterior y todo parece encaminarse por la senda del necesario sosiego, aunando esfuerzos para la consecución de objetivos comunes.

La mencionada reunión, a la que asistieron todos los concejales electos con el alcalde a la cabeza, fue premonitoria de lo que puede dar de sí esta legislatura si se persevera en la unión como arma favorecedora de cualquier iniciativa.

No sólo la corporación acogió como propio el proyecto de creación de un sendero turístico-cultural, sino que se abordaron otras muchas cuestiones relacionadas con el rico patrimonio monumental con que cuenta la localidad y se pusieron sobre la mesa algunas iniciativas encaminadas a lograr mayor visibilidad y difusión del patrimonio pero también de su accesibilidad y musealización.

Por lo que respecta al sendero, como primera medida, debe ser aprobado en pleno, para buscar después las ayudas oportunas y el asesoramiento técnico a través de la Diputación General de Aragón y de la Comarca Comunidad de Calatayud, respectivamente. La red de senderos turísticos locales cuenta con amplia y específica normativa legislativa en Aragón, así como con departamentos propios para informar de su viabilidad, características, tramitación oficial, subvenciones y todo lo relacionado con su puesta en funcionamiento.

En suma y volviendo a la reunión, me hizo albergar esperanzas de un nuevo resurgimiento de la actividad cultural en Malanquilla. El nuevo concejal de cultura, Casimiro Moreno, está llamado a ser el elemento dinamizador de las iniciativas particulares. Del concejal de la oposición Raúl Sánchez también espero lo mejor, como demostró el otro día sugiriendo una pequeña modificación del sendero para evitar cruzar entre algunas fincas de particulares a cambio de transitar por otras de propiedad municipal. El alcalde, Ernesto Marín, como máximo responsable, seguro que agradecerá esta sintonía, como todos nosotros y será capaz de abanderar los mejores proyectos, ideas y propuestas para jalonar esta apasionante y a buen seguro, fructífera legislatura.

Como ya dije allí y repito ahora siempre estaré, incondicionalmente, a vuestra disposición.

Fuente: https://cronistademalanquilla.wordpress.com/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje