EL SALTO DE AGUA CALIENTE, MUNICIPIO DE VILLANUEVA, ZAC. (MÉXICO)

POR BERNARDO DEL HOYO CALZADA, CRONISTA DE GUADALUPE, ZAC. (MÉXICO)

El sábado 10 de agosto de 2019, Juan Carlos y Jesús Zorrilla Domínguez, con Mayco y su hijo, me llevaron a conocer un rincón de la suave patria, al sur de la ciudad de Zacatecas, a un pueblo fantasma de los muchos que hay en el Estado de Zacatecas, llamado El Salto de Agua Caliente, municipio de Villanueva, Zac. del que solo unas tres personas viven en este lugar, al igual que Aranzazu, en Concepción del Oro, Zac.

Entramos por la comunidad del Tepetate, Delgadillo, Purísima y Enrique Estada, del municipio de Genaro Codina, Zac.

En el camino hicimos un alto en unas ruinas de una majada llamada de Rosales, y explorando encontramos muchos tepalcates del siglo XVIII, XIX y XX, así mismo encontramos una moneda de plata de 1821, quizá acuñada en la Casa de Moneda de Zacatecas, con el escudo de España, de las llamadas columnarias, ya que tiene las Columnas de Hércules, por un lado, y por el otro al rey don Fernando VII. También el hijo de Mayco encontró un pequeño meteorito. Continuamos nuestro recorrido hasta llega al rancho del Salto de Agua Caliente, donde solo unas dos o tres personas viven en él. Tiene dos capillitas; una dedicada a la Virgen del Refugio y la otra a Nuestra Señora de Guadalupe. Y me sorprendió ver en una de las capillas varios exvotos, a la Virgen de Guadalupe y a San Francisco de Asís, con milagritos. En el retablo de San Francisco dice así:

“Doy infinitas gracias a San Francisco de Asís que se venera en El Salto de Agua Caliente, municipio de Villanueva, Zac., Por Darle su alivio a mi sobrino Felipe Escareño que al sufrir una caída del caballo que montaba, el 22 de enero de 1956, recibió algunos golpes internos, pues al hacer la excreción renal se originaba gran parte en sangre y al verlo tan grave, pedí con todo el corazón que si le daba su salud publicaría el milagro por medio de un retablo el cual ahora expongo para dar fe a tan gran favor recibido. Señorita María Tadea Carmona. El Salto de Agua Caliente, Villanueva, Zac., marzo 18 de 1956.”

El lugar al pie de la Sierra Fría es un paraje con unas barrancas y acantilados de gran belleza que merece ser visitado por el turismo que es amante de la naturaleza, en la parte de debajo de la barranca hay un balneario de agua caliente que le falta promoción turística, y la entrada al Salto, tiene un camino real antiguo, que se podría reparar para que sea más accesible la visita a este magnífico lugar de la suave patria zacatecana.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje