SALAS-TINEO

POR PEPE MONTESERÍN, CRONISTA OFICIAL DE PRAVIA (ASTURIAS)

En el Aguión, pico más alto de Salas, con Emma Alvarez Alba.

Recorro el Camino Primitivo a mi conveniencia; de hecho, salí de Oviedo varias veces, varias llegué a Compostela y abracé a Santiago, pero aún no hilvané todos los trancos que cubrió Alfonso II. El martes salí con Emma desde Salas por la orilla del Nonaya, la cascada del Bouza, Casa Servando, Campo Las Fornas, Porciles, Bodenaya, Fuente el Cuévano… Entre prunos, servales, robles, castaños, zarzamoras, manzanos, franboyanes, peregrinos sentados, hortensias azules… La Espina, La Pereda, El Pedregal y el gran pino que en 1958 plantó el ganadero jubilado, Tino Pertierra, que nos regaló peras; Las Tabladas de Rozón, Busmayor, Ermita de San Roque, Tineo; una clara en el J.R., un abrazo a Campomanes y otro, en El Crucero, a la praviana Mayte Álvarez Arias, alma de Casa Lula, esposa de Álvaro (nieto de Lula) y madre de Blanca, que nos sirvieron chosco y un Ribera del Narcea. Son muchos los caminos que conducen al cielo.

Fuente: https://www.lne.es/blogs/la-mar-de-oviedo/salas-tineo.html>https://www.lne.es/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje