DOS CASAS Y UN CIRCO

POR MANUEL GARCÍA CIENFUEGOS, CRONISTA OFICIAL DE MONTIJO Y LOBÓN (BADAJOZ)

Foto 1.

Casa núm. 4 de la plazuela Cipriano Piñero, (Foto 1) antigua plazuela llamada de Chaves y también de Herradores, lugar donde se hicieron los mercados. Fue construida por la familia Capote en el año 1896 (figura esa fecha en el dintel de la puerta que da acceso a la calle Macías de Porras), adquirida posteriormente por la familia Carretero. En las habitaciones de las dos ventanas de la planta baja de su parte izquierda, estuvo la oficina de la sucursal en Montijo del Banco Español de Crédito (Foto 2).

Foto 2.

Foto 3.

En esta plazuela comenzó a instalarse, en el año 1928, el Circo Borza, dirigido por Humberto Borza, que era italiano (foto 3). Su hija Adelina con su corcel hacía sonar las castañuelas al compás de la música. Humberto tenía un don personal extraordinario. Disponía de la facultad de domesticar a cualquier animal en brevísimo plazo. En su circo no existían fieras exóticas, sino animales comunes que realizaban maravillas. Perros, caballos, asnos y otros animales, colmaban de sorpresa a unos espectadores embobados y satisfechos por haber contemplado y ser testigos de hechos prodigiosos.

4. Sede de la Policía Local.

En la casa que hoy es la sede de la Policía Local (Foto 4) vivió y estuvo la farmacia de Santiago Cea Flores (Salamanca 1893-Montijo 1936), llegó a Montijo al ser nombrado farmacéutico titular del Ayuntamiento. Su farmacia siempre estuvo abierta para las clases más desfavorecidas, apenas cobraba las medicinas a las familias necesitadas por lo que fue muy querido por las clases populares.

Santiago Cea Flores fue presidente del Círculo Recreativo Republicano, edificio que luego acogió el Cuello Duro y el Bar España, hoy sede de los Juzgados de Instrucción. Fue presidente del Partido Radical Socialista, que luego se fusionó con Izquierda Republicana, y presidente de la Sociedad de Obreros y Empleados Municipales de Montijo. Mantuvo buena amistad con el alcalde socialista Miguel Merino Rodríguez.

Tras el 18 de julio, los integrantes del Frente Popular nombraron Comités Revolucionarios o de Defensa. Santiago Cea fue designado presidente del Comité de Montijo, hasta que las tropas del teniente coronel Juan Yagüe llegaron a Lobón el 13 de agosto de 1936. Fue detenido y junto con varios dirigentes de izquierda fusilado en la madrugada del 29 de agosto. Dejó viuda y seis hijos pequeños que se marcharon de Montijo.

En la casa estuvo posteriormente el comercio de Pedro Gragera Rodríguez, ultramarino, coloniales y embutidos, especialidad en jamones. La casa fue adquirida por el Ayuntamiento de Montijo en diciembre de 1988, trasladándose a ella la Policía Local y la Oficina Autónoma de Recaudación (OAR).

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje