A GARCÍA LORCA

POR ANTONIO ORTEGA SERRANO, CRONISTA OFICIAL DE HORNACHUELOS (CÓRDOBA)

Federico García Lorca,
fuiste poeta, escribiendo,
los poemas más bonitos,
a la luna las estrellas,
al sol a los olivares,
a gitanos y a toreros.
Cantaste miles de versos,
a flamencos, cantaores,
toreros y caballeros,
fuentes, ríos y arroyuelos.
Tus poemas fueron cuna,
de príncipes y vasallos,
de reyes y de gitanos,
de toreros y aldeanos.
De amores incomprendidos
y de mujeres perversas,
de navajas en la noche,
de reyertas, de romances,
romances de pena negra.
Y de casadas infieles,
de damas y de doncellas,
de prendimientos y ausencias,
y la sangre que derraman,
los toreros en la arena.
Federico García Lorca,
a todos cantaste versos,
a los payos los gitanos,
y a los arcángeles santos.
Canto a la Guardia Civil,
la que te sacó del lecho,
y te llevó caminando
por el sendero del miedo.
A la misma que cantaste,
En magistral romancero:
“Los caballos negros son,
las herraduras son negras,
sobre las capas relucen,
manchas de tinta y de cera”.
Federico García Lorca,
¡Que buena herencia has dejado!
de poemas, de saetas,
de tonadillas y palos,
de seguidillas, tonás,
Carceleras y fandangos.
Casa de Bernarda Alba,
Camborios y lunas llenas,
Yerma y Mariana Pineda,
canto a Córdoba la llana,
Sevilla, Huelva, Granada,
Cádiz, Málaga, Almería,
y a Jaén y al santo rostro,
allá arriba en la alcazaba.
Canta una oda a los Ángeles,
igual que se lo cantaste,
a San Miguel, San Gabriel,
y San Rafael arcángeles.
Federico García Lorca,
dinos que más has dejado,
para sacarlo a la luz,
y con nuestro amor cantarlo.

Córdoba, 2019

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje