UNA NAVIDAD ADELANTADA

POR JOSÉ ANTONIO FIDALFO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS)

Me van a permitir una «entrada», adelantada en el tiempo de celebración, que no en el de presentación de un libro, espigada en un poemilla navideño escrito , hace de esto muchos años, por el médico, filósofo y teólogo colungués don Juan Rodríguez Suberviola (para los colungueses de mi generación «Juanín el de doña Lydia»):

«Con les polilles del horru / y los cachinos de leña
vo entamar un canciu nuevu / pa cantalu en Nochebuena…»

La historia de la poesía española, ya desde el siglo XIV, regala versos y más versos, poemas y más poemas, al suceso, entre incomprensible, milagroso y pleno de sencilla humildad, del nacimiento en Belén de Jesús de Nazaret.

La pobreza de una cuna de paja, la inclemencia invernal del tiempo, la escasez de alimento para el recién Nacido…dieron y dan pie para motivar destellos de arte en pintores, poetas, literatos, escultores…

Fíjense en la belleza de estos versos de Lope de Vega:

«Pues andáis en las ramas, / ángeles santos;
que se duerme mi Niño , / ¡tened los ramos!…
Rigurosos hielos / le están cercando,
ángeles divinos / que vais volando,
que se duerme mi Niño / ¡tened los ramos!.»

Nuestro Lope de Vega asturiano (entendido como poeta navideño) fue el obispo don Manuel Fernández de Castro, «don Manolín», con su entrañable poema «Les oveyines»:

«Señora, aquí traigo / estes oveyines,
de les más hermoses , / de les más llucíes,
como nel rebañu / de toes se críen
unes son perblanques, otres con manchines…
Tómeles, Señora / que non quedo triste;
a Usté y al so Fíu / yo siempre los quise».

Si ahora vamos a Colunga, poseo un poema navideño, de autor anónimo, con data de 1920, que es una preciosidad de texto y de «información doméstica». He aquí algunas estrofas:

«Non se qué siento en el alma / cuando pienso en Tí, Nenín;
al vete probe y contentu; / non lo entiendo, non, monín…
Si quies venite conmigo / echábate na mio cunina,
y dábate una moñeca / que tengo yo muy guapina.
Xugábamos a les cases / y poníate una tienda,
Tu vendíes, yo compraba; / y después ¡a la merienda!
Tengo platinos, un cazu, / un basal, una masera,
cucharines, una xarra, / dos fuentes y una sopera…
¿Rieste, verdá queridu? / ¿Gústate lo que te digo?
Pues anda, ¡ay, na!, vente pronto / pa que te lleve conmigo.»

En este contexto de humilde sencillez, de tierna expresividad poética, de intimismo familiar, basa sus poemas doña BELARMINA MONTES, una catequista colunguesa que, año tras año, escribía «versos pa échalos al Niño Jesús» ´los días de Navidad, Año Nuevo y Reyes.

Poemas, en muchos casos con nombres y apellidos de los niños recitadores («Yo llámome José Carlos / ¿conócesme, Jesusín?,,,») , para que padres, abuelos, etc. «soltasen la lagrimina» y colmaran de aplausos y de besos al «recitante».

Doña Belarmina Montes, «la Señorita Beli», «la Beli Montes», que así la llamábamos en Colunga, editó en 1961 su colección de Diálogos y Poesías de Navidad y Reyes.

Una edición ya agotada hace muchísimos años y que acaba de ser reeditada por la Comunidad Parroquial de Colunga.

Esta reedición de 2019, posible gracias al esfuerzo impagable de doña Luisa Fernández, se complementa con un apéndice que engloba poemas recitados en otras parroquias colunguesas y con una selección de villancicos (letra solamente) compuestos en su día por el que fuera coadjutor-organista de Colunga don Francisco Suárez Bustillo.

Este libro será presentado por mí el próximo sábado, 31 de agosto, al final de la Misa Parroquial de las 8 de la tarde (20,00 horas p.m.), en la Iglesia de Colunga.

Se entregará GRATUITAMENTE un ejemplar por cada familia y quien desee colaborar con un donativo, la recaudación obtenida se destinará directamente a la Parroquia de San Cristóbal el Real de Colunga.

Mi agradecimiento a los herederos de doña Belarmina Montes, a todas las personas que colaboraron con nosotros y, muy especialmente, a LUISA FERNÄNDEZ por su ilusionado trabajo.

Sean los versos de Jaime Capmany, periodista y gran escritor, los que nos motiven a la lectura del libro de Belarmina Montes, un tesoro para los colungueses:

«Cuando con los otros niños,
de Niño jugabas Tu,
¿sabías o no sabías
que eras el Niño Jesús?

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje