EN LASTRES… LA VIRGEN DEL BUEN SUCESO

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS)

Acuarela de J. M. Neira para el cartel anunciador.

Foto de mi hijo FIDI FIDALGO en un «nocturno llastrín».

Son muchas las historias, con mayor contenido de leyenda que de verdad, que envuelven la devoción a la Virgen María bajo la advocación de VIRGEN DEL BUEN SUCESO, concedida bajo el reinado del Papa Paulo V (1552-1621).

Por su vertiente marinera les cuento la que refiere su patronazgo sobre la ciudad de Sagunto, siendo venerada allí como Mare de Déu del Bon Succés.

Fue en tiempos del siglo XVI. Hacía años que los pescadores y marineros de la comarca saguntina (y, por tanto, valenciana) conocían la existencia de un bulto o fardo que, flotando en el mar, era imposible acercarse a él. Ante cualquier intento de proximidad el fardo se alejaba de las embarcaciones para no dejarse «atrapar».

Y sucedió que… tras varias tentativas de «captura», una embarcación, en la que iba un sacerdote rezando sus salmos y oraciones, el fardo pudo ser izado a bordo.

Al romper sus cuerdas de sujeción y eliminar el paño protector de cobertura, marinería y sacerdote descubrieron, asombrados, la bellísima imagen, en mármol, de la Virgen María rodeada de una corona de 5 estrellas.

¿De mármol y flotando?

Imposible, a no ser que se tratara de un SUCESO MILAGROSO, un BUEN SUCESO.

Desde entonces la Mare de Déu del Bon Succés es patrona de la ciudad valenciana de Sagunto.

Como lo es también de la ciudad de Quito, capital de Ecuador, en la que durante 9 veces, entre los años 1589 y 1634, se apareció a la monja concepcionista Mariana de Jesús Torres Berriocha y, así, milagrosamente hizo muchos favores a gentes enfermas y necesitadas.

La marinería es profesión «de alto riesgo», como se dice ahora.

El mar -la mar- es fuente de riqueza y de desgracias y por tal motivo sus gentes precisan de BUENOS SUCESOS que les defiendan en casos de naufragio, tormentas, enfermedades, penurias…

Y así, por ejemplo, si en Luanco le rezan al Santísimo Cristo del Socorro, en Lastres se acogen al patronazgo de su VIRGEN DEL BUEN SUCESO.

Lastres, villa y puerto en atalaya sobre el mar, le hará fiesta a su Virgen en la primera semana de septiembre, pues la iglesia católica fijó esa festividad el 8 de ese mes, coincidiendo con la de nuestra Santina de Covadonga.

Y ahí (mejor, aquí) tenemos su cartel anunciador, una preciosa acuarela del hostelero don José Manuel Neira (hostelero, pintor, y marino vocacional) cuyo HOTEL BAHÏA, en el mismo paseo de la PLAYA DE LA ISLA es ejemplo de comodidad, paisaje… y precio.

¡Ah!.- Y el artista don José también forma parte del CORO SAN ROQUE, de Lastres, otro ejemplo también de arte y de compañerismo.

Ya lo saben.

Lastres, villa, puerto, pueblo ejemplar de Asturias, uno de los pueblos más bonitos de España, les espera en oferta de paisaje, agua, sal, mesa, mantel y un lugar junto al fuego como en tiempos del antiguo peregrinaje jacobeo.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje