CELEBRAR EL DÍA DE CEUTA CON ‘ESPERANZA’ • EN LA PLAZA DE ÁFRICA HAN COLOCADO EL MURAL ‘YO AMO CEUTA’

EL 2 DE SEPTIEMBRE FUE LA FECHA APROBADA POR LA ASAMBLEA PARA SU CELEBRACIÓN Y ESTÁ RESPALDADA POR EL CRONISTA OFICIAL DE LA CIUDAD

La celebración de la Autonomía de Ceuta es una jornada poliédrica. Desde días antes se vienen calentado motores para que todo resplandezca el mismo 2 de septiembre, fecha aprobada por la Asamblea y que está respaldada por el cronista oficial de la Ciudad.

Buen ejemplo de ello dan los muchachos acogidos en el Centro de Menores ‘La Esperanza’, quienes, con la ayuda de los trabajadores especializados del centro, han desarrollado un programa de varias actividades para que los menores se sientan integrados en las celebraciones de Ceuta.

Sufian, un menor del centro de realojo temporal originario de Castillejos (Marruecos), vino a la redacción de El Faro para repartir entre los miembros del periódico unas pulseras trenzadas, realizadas con cola de ratón de mercería, en colores blanco y negro, y rematadas con una pequeña bandera rojigualda. “Se han realizado mil pulseras que se repartirán entre los ceutíes durante los próximos días”.

Sufian y su acompañante, una trabajadora del centro de menores, contaron que estas pulseras han sido elaboradas por él y sus compañeros del centro. “Intentamos hacernos ver en la ciudad”, contaron. También aludieron al mural ubicado en la plaza de África donde, en letras enormes, puede leerse ‘Yo amo Ceuta’, una acción planificada para que los caballas que lo deseen puedan acercarse hasta él y fotografiarse con motivo del Día de la Autonomía.

Detrás de estos procesos de integración que se llevan a cabo desde el Centro de Menores ‘La Esperanza’, hay historias personales que pueden resultar parecidas aunque cada una se desarrolla de manera particular, como es el caso de Sufian.

Tímido, sonriente y algo inseguro, Sufian tiene diecisiete años y dentro de meses será mayor de edad. Entonces, deberá abandonar el centro de realojo temporal. “Tengo muchas ganas de ir a la Península. Allí están mi padre y mi hermano mayor”.

Cuando se le pregunta a un muchacho así qué va a hacer en el viejo continente, la respuesta es clara: “Trabajar y estudiar”. Sufian quiere un oficio y cuando se le pregunta qué quiere estudiar responde que “cocinero o camarero”. Para él, ser médico o abogado está fuera de sus sueños.

Sin embargo, lo que realmente le gusta es otra cosa. Le encanta jugar al fútbol y querría triunfar en el deporte rey. Cuando es preguntado por su calidad deportiva, responde determinante entre risas: “Soy de los buenos”.

El Centro de Menores ‘La Esperanza’ es un lugar muy especial. Ante todo, son menores los que se encuentran acogidos aunque, a veces, esto se pierda de vista. Actualmente, las capacidades del centro se encuentran desbordadas. “Estamos al doble de nuestra capacidad”, cuenta la coordinadora de ‘La Esperanza’.

Las principales actuaciones sobre estos menores es la alfabetización. Que aprendan a leer y escribir. A los que más se esmeran y aprovechan estas oportunidades, se les ayuda a integrarse en el mercado laboral, principalmente, con la ayuda de sindicatos, fundaciones y asociaciones.

Sin embargo, cuando alcanzan la mayoría de edad, salen del centro obligatoriamente y se les pierde la pista. “Ahí es cuando viene el problema”, asegura la coordinadora del centro.

Ya desplazados a la plaza de África, encontramos a otros menores que se toman fotografías con el mural que también han realizado ellos mismos. En un tamaño que supera el metro de altura, al final de la remozada Gran Vía se lee ‘Yo amo Ceuta’. Una oportunidad para que los caballas posen improvisadamente en uno de los espacios más emblemáticos de la ciudad y conmemorar, así, el Día de la Autonomía.

Este tipo acciones con carácter integrador permiten celebrar la festividad de Ceuta a todas las personas que viven en la ciudad. Y hacerlo, con alegría, con ilusión y con ‘esperanza’.

Fuente: https://elfarodeceuta.es/ – D. Marín

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje