PREMIO FRAY ANTONIO DE VILLACASTÍN 2019

POR RAFAEL ÁLVAREZ, CRONISTA OFICIAL DE VILLACASTÍN (SEGOVIA)

Iglesia San Sebastián en Villacastin (Segovia).

El próximo sábado 7 de septiembre organizado por el Ayuntamiento de Villacastín, tendrá lugar la entrega del Premio Fray Antonio de Villacastín “A la Restauración del Patrimonio”, junto a la Iglesia Parroquial de San Sebastián, que éste año ha correspondido al Consejo General de la Arquitectura Técnica de España. Se da la circunstancia, de que el 2 de julio pasado se cumplieron 75 años de la construcción del monumento a fray Antonio por parte de la Federación Nacional de Aparejadores y Asociación General de Ayudantes de Ingeniería y Arquitectura Civil del Estado, antecesores del actual Consejo General. Los aparejadores de 1944 en búsqueda de los antecedentes históricos de la profesión, encontraron en el Obrero Mayor de El Escorial “Símbolo y Ejemplo de Aparejadores y Ayudantes de Ingeniería” y con éste mismo título, aconsejados por el Marqués de Lozoya (Director General de Bellas Artes) publicaron un libro, gracias al cual, nos ha llegado la historia completa de la inauguración del monumento. En ella participaron autoridades nacionales y provinciales, destacando la del Excmo. Sr. Obispo de Segovia Dr. Luciano Pérez Platero a quien encantó la idea del sencillo monumento conmemorativo y que bendijo aquel, participando en el grandioso acto religioso posterior. Permítanme un inciso para recordar a nuestro Obispo de Segovia Excmo. Sr., D. César Agusto Franco Martínez ingresado por enfermedad.

Además, y esto es relevante, participó en la inauguración la Junta Directiva del Centro Segoviano que en años posteriores tendrá una vinculación importante con fray Antonio, pues en 1995 instituyeron el “Premio Fray Antonio de Villacastín a la Restauración del Patrimonio” que en 2015, 2016 y 2017 fue entregado en la Iglesia parroquial de Villacastín y en 2018 su presidente D. Antonio Horcajo Matesanz en nombre del Centro Segoviano, cedió al Ayuntamiento la realización del Premio.

Los Aparejadores españoles encontraron en la figura del Obrero Mayor fray Antón, un modelo en el que destacar e imitar sus virtudes de rectitud, lealtad, entereza, laboriosisdad, desinterés, delicadeza de conciencia , amor a la obra y al obrero que brillaron particularmente en él. Pero otro logro de aquella Federación Nacional de Aparejadores… y no menos importante fue conseguir la declaración de la Iglesia como Monumento Nacional en decreto de 8 de julio de 1944 que ha permitido a lo largo de los últimos años la conservación de la iglesia, actualmente Bien de Interés Cultural, sobre la que sigue siendo necesario centrar la atención de instituciones y vecinos.

Desde 1944 a nuestros días, en el “Monolito” se han venido realizando homenajes en cuyas piedras han quedado reflejados en sendas placas lo que indica que nunca se olvidó a Antón Moreno pero este año fijamos nuestra atención en el Consejo General de la Arquitectura Técnica de España cuya iniciativa fue sin duda una memoria permanente en granito gris de la villa. Regresaremos por unas horas al pasado para homenajear también, a los aparejadores que hicieron posible la extraordinaria joya de la arquitectura “La Iglesia parroquial de San Sebastián”:

– 1ª Fase. 1529-1552?

– Pedro del Valle (1552 a 1570)

– Diego Gil del Campo y Andrés Nates (Con el Maestro García de Alvarado)

– Francisco Ruiz de la Cotera (Reviso la obra en 1652)

“Los monumentos dan fama a los hombres, pero los hombres hacen los monumentos”

Y aquellos hombres fueron relevados por los actuales representantes del Consejo General de la Arquitectura Técnica de España a quienes se quiere honrar con el referido premio en nombre de las generaciones pasadas, presentes y futuras por el trabajo pasado, por el extraordinario presente y por un futuro pleno de éxitos de estos grandes profesionales.

Queda anunciado el Premio Fray Antonio de Villacastín para las personas interesadas en participar del mismo.

Fuente: https://www.eladelantado.com/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje